Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Poesía española actual (8): Agustín Delgado (1941)

Si se busca en Google Agustín Delgado, por ejemplo sus imágenes, solo se encuentra una entre centenares ajenas, particularmente referidas a un futbolista ecuatoriano homónimo. Algo así ha ocurrido con su poesía, que es difícil encontrar en la marea poética que inundó el último siglo y que continúa, sobre todo porque es lo que se suele llamar un poeta “experimental”, es decir, que no quiere que su voz se confunda con la de epígonos y seguidores. La segunda dificultad para acceder a su poesía estriba en la misma razón, ahora a partir de los resultados concretos sobre los textos creados, de la forja de un material poético hasta sus últimas consecuencias.  
Es verdad que desde finales de los sesenta, este autor leonés (Rioseco de Tapia, 1941), tantas veces en la frontera de las modas creadoras, ha sido varias veces desbordado por episodios y corrientes poéticas, y que lo que en su tiempo fue adelanto y renovación –particularmente la revista Claraboya (León 1963-68), hoy ha envejecido mucho, es decir, ha quedado como hito histórico, que no es poco; pero la fuerza con  la que aparece y reaparece en el panorama poético es siempre tan inquietante como atractiva.  Camino que empezó ya sobre el común legado de la imaginación surrealista, pero que, sobre todo en los últimos libros, ha ido más lejos que ningún otro poeta, retorciendo los moldes de toda la tradición poética –formales, lingüísticos, temáticos, expresivos...– y llevando al lector hacia el vértigo de un abismo poético desconocido, que recoge, además, toda una tradición de poesía satírica.

He aquí noticia de algunos de sus libros:
El Silencio. Publicado con el número 2 en la colección “Pájaro Cascabel”. México-Madrid, 1967.
Nueve rayas de tiza. Edición del autor. Málaga, 1968.
Cancionero civil. Edición del autor. León, 1970.
Aurora boreal. Publicado con el número 4 en la colección “Provincia”. León, 1971.
Espíritu áspero. Edición del autor. Burgos, 1974.
Antología. Colección de poesía “Nos queda la palabra”. Madrid: Taranto, 1979.
De la diversidad (Poesía 1965-80). Madrid: Hiperion,1983.
Sansirolés. Madrid: Endymion 1989. 2ª ed., 1993.
Mol. Madrid: Endymion 1998.
Las coplas de Fidelio. Colección “Breviarios de la calle del Pez”. León 1998.
Zas. Madrid: Trama 1999.
Espíritu áspero. Colección “Barrio de Maravillas”. Valladolid: Junta de Castilla y León, 2001.
Discanto. Madrid: Visor 2005.
Mazos de luz en vilo de guadaña. Antología poética. León: Edilesa, 2007.
¿Y?. Colección Los libros del Oeste Poesía. Badajoz: Del Oeste Ediciones, 2007
Nueve rayas de tiza. Málaga: Fundación Unicaja, 2008.
Espíritu áspero. Poesía reunida (1965-2007). Prologo de Juan José Lanz, Madrid: Trama editorial, 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario