Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 20 de noviembre de 2010

Romances noticieros, "Noche intensa de romances..."



Noche intensa de romances,
largo invierno de la vida,
nunca creí que los versos
sonaran en la partida,
creí que cantaban antes,
cuando comienzan los días,
y que luego se apagaban,
y que al cabo se perdían;
mas la máquina del cuerpo
no aprendió lo que debía
y al cruzarse con tus ojos
se volvió a lo que se iba.
Tanto invierno en los castaños,
y tanto noviembre encima;
tanto tiempo que se va,
tanta oscura travesía,
bufandas y chocolate,
infusión y gabardina,
dicen que si el frío viene
los amores se retiran...

Sin embargo, sin embargo,
¡cuánto puedes cuando miras!
Al volver a casa puse
en corazón la fatiga
y no la quiso guardar,
harto de ser quien suspira,
y se fue a por tus recuerdos
y allí los vio que seguían
en la música, en los versos,
en los libros, en las rimas,
en la ropa, en los armarios,
en la casa, en la cocina...
que tu presencia o tu ausencia
lllenaba toda mi vida,
ocupó mis pensamientos,
y me acompaña y me guía,
es lo que tengo o me falta
es carencia, es letanía,
al amanecer despierta,
me lleva hasta al mediodía
por la tarde me sostiene,
la noche deja encendida,
que todo lo ocupas todo,
todo lo llenas de vida.

Y ahora que cerca te siento
hago paz con la alegría:
escucharemos a Cohen,
te recitaré cosquillas,
no habrá lugares sin besos,
ni amor habrá con orillas,
la noche vendrá gozosa,
se asomará de puntillas
y mirará nuestros cuerpos
y escuchará nuestras risa
y luego se irá despacio
a madrugar lejanías,
envidiosa de ser noche,
de no ser las manos mías
que hacia el final de tu piel
se me quedaron dormidas.

Noche intensa de romances,
largo invierno de mi vida. 




1 comentario:

  1. Un aplauso de parte de una alumna no acostumbrada a leer poesía.

    ResponderEliminar