HAN GANADO LOS MALOS

Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 26 de enero de 2015

Clásicos Hispánicos (libros electrónicos)

Las nuevas circunstancias tributarias en la Comunidad Económica Europea, habida cuenta de la fuga de impuestos de las grandes compañías, que tributaban, aconsejadas por quien ahora ocupa puesto esencial en la comunidad, en Luxemburgo, han venido a jorobar a las pequeñas compañías también, que se mantenían, entre otras razones, porque los gastos de gestión eran prudentes. Es un modo de operar muy en consonancia con las élites y castas –vamos a robar el término a Podemos– del gran capital, a quien le suele importar un comino lo que no sea el mantenimiento y acrecentamiento de su propio poder. Y es así como nuestra empresita –supongo que como otras muchas– se ve abocada a la doble imposición y, lo que es peor, a la doble gestión, lo que repercute en todo el proceso (contrato, edición, distribución, comercialización....); así de paso, se barre para casa y se evita que estas empresas ocupen un espacio que ha de ser solo para las grandes, es decir y para entendernos, para las que tienen capital suficiente como para hacer frente a contingencias de todo tipo.

Por esa razón y a partir del primero de enero de este año, cuando entra en vigor la nueva ley tributaria, hemos debido detener nuestro proceso editorial, mejor dicho, la venta de nuestros libros, en tanto nos acomodamos a las nuevas condiciones, cosa que vamos a hacer meditadamente, intentando que no afecte demasiado a nuestros editores, colaboradores y lectores. Esperamos resolverlo pronto, aunque la resolución afectará obligatoriamente a todo el proceso (contratos, edición, distribución, comercialización....)

Presentación de CH en el Congreso de la AIH en Venecia
En el entretanto, seguiremos con nuestra tarea. Las ediciones de CH han sobrepasado el medio centenar de títulos. En nuestro taller ya se están preparando los quince nuevos números, de aparición sucesiva e inmediata, que son los siguientes (llevan asterisco los que ya están en la fase final de edición):

51 *Miguel de Cervantes, El Quijote (1614), ed. Luis Gómez Canseco
52 *Juan Bautista Diamante, Cumplirle a Dios la palabra, ed. Aurelio Valladares
53  *Picaresca americana, ed. Cécile Bertin
54  *Poema de Fernán González, ed. José Manuel Querol
55 Lope de Vega, Fuenteovejuna, ed. Gaston Gilabert
56 *Garcilaso de la Vega, Sonetos, ed.. Aldo Ruffinatto
57 *José Zorrilla, Don Juan Tenorio, ed. Elena Perulero
58 *Lucas Gracián Dantisco, Galateo español,  ed. Pilar Egoscozábal
59 Antonio Martínez Meneses, Los Sforzia de Milán, ed. Elena Martínez Carro
60 *Manuel Reina, Andantes y Alegros, ed. Enrique Ortiz Aguirre
61 *Juan Palafox y Mendoza, Diálogo político del estado de Alemania y comparación de España con las demás naciones, ed. María Soledad Arredondo
62 *Andrés de Claramonte, El valiente negro en Flandes, ed. Ana Ogallas Moreno
63 *Antonio de Solis, Eurídice y Orfeo, ed. Mar Puchau.
64 *Benito Pérez Galdós, Tormento, ed. James Whiston

[de numeración atrasada:
*Miguel Hernández, Cancionero y romancero de ausencias, ed. Pablo Jauralde y Pablo Moíño]





domingo, 25 de enero de 2015

Tarde de domingo

Para atravesar la tarde del domingo, tres poemas

Precede la modesta foto del entierro de Antonio Machado el miércoles de ceniza de 1939, en Colliure, a hombros de los milicianos. En este blog se ha hablado de las circunstancia –poéticas– de esta foto; con prolongación que leí en una comunicación durante el congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, en Buenos Aires,  hace poco; que ahora necesito, no rectificar, pero sí ajustar, curiosamente, ya que entonces hablaba de cómo y por qué AM no había empleado más que un una sola ocasión (en el homenaje a Rubén Darío)el alejandrino melódico con doble acento (3.6 - 3-6). Y así es, porque, en efecto, he leído con ritmo toda su poesía y así lo analicé; pero se me escapó un verso, uno de esos sencillos versos de AM, que el poeta no corrigió esta vez a otro ritmo, y ahí ha quedado, para meditación de críticos. Forma parte de una silva muy conocida, de la que me he ocupado en otras ocasiones, para mayor inri: Pascua de Reseurrección, y se trata del verso "madrecitas en flor, vuestras entrañas nuevas", de ritmo mixto (3.6 - 1.4.6).



1
Machado devolvió todas las tardes
incluso las doradas de castilla
los  álamos cantaban y cantaban
urdían marañas las hormigas

recojo sus apuntes      junto al olmo
esparcidos sin orden    por la orilla
con esa letra sucia y desgarbada
en un papel manchado de colillas

esto va de homenaje      a no se sabe
al final de una queja      harto sencilla
que al corazón desborda simplemente
y se queda en canción con varias rimas

porque ahora todo va de otra manera
nos fuimos del lugar       donde decía


2
Traigo a versos algunos de los grandes
inventos de la ciencia que mejoran
la calidad de vida y nos ayudan
a soportar la travesía humana:

almacenes de gas letal, enormes;
vacunas contra el ébola, baratas;
drones capaces de destruir lo oculto;
bolis contra el pixel porno nipón;

metralla de racimo con sus bombas;
fregonas españolas, pirulís;
los mejunjes para cruzar la noche;
las grandes compañías farmaceuticas....

La humanidad avanza hacia el progreso;
quedará poco para ser felices.



3
Toda la tarde con el corazón
griego   otra vez    esperando la esperanza
animal es el hombre    que tropieza
que vuelve a tropezar    y que no avanza

otra vez  gente que    se entera y dice
y gente que se va a la calle    y canta
gente que piensa que podemos todo
de pronto tanta gente    la que calla

seremos griegos esta tarde lenta
con botella de Carras preparada
que este domingo se termine pronto
que no se nos oculte lo que pasa.

Para la cena tomaré un yugur.
Releo los pasajes de la Iliada




jueves, 22 de enero de 2015

El sol en la fachada

Rokho (colección Abelló)
el sol en la fachada es suficiente
sobre todo si pasa el frío invierno
el intenso color del amarillo
en la ventana     la pared     los tiestos

el sol que vino con su luz abierta
a posarse en el muro     y quedar quieto
esa luz tan sencilla     es suficiente
no hay nada extraño    tampoco hay misterio

contemplar la fachada      que el sol limpia
pintada  con la luz    que cruza el cielo
y ahora por fin no busco qué decir
escribo solamente       lo que veo

un sol intenso en un lugar sencillo
para cruzar el camino del invierno


Cezanne
Joef Albers



no me ha llegado la felicitación de Navidad


La felicitación de navidad
no me ha llegado; ¿se traspapeló?
La mía terminaba como siempre,
con un abrazo y un cordial saludo,

en donde era imposible adivinar
los largos besos que iban descendiendo
hacia el sexo, camino de la seda,
mientras tu mano recogía el mío.

No sé por tanto si me habrás pedido
que vuelva a recorrer la piel del vientre
y que sin prisa me detenga luego
hasta sentir que la humedad rezuma

y emprender en un solo cuerpo el viaje
que tantas veces hemos hecho juntos.



  

martes, 20 de enero de 2015

El Museo Arqueológico Nacional del filólogo

fíbulas (s. VI) en Alovera (Guadalajara)
Varias veces he vuelto a las espléndidas instalaciones del nuevo Museo Arqueológico Nacional, más para admirar sus salas y arquitectura que su contenido, muy irregular, y muy interesante. Siempre acabo por pararme delante de Pedro el Cruel, el que estuvo en Santo Domingo el Real (de Madrid, los dominicos) y ahora, todavía, reza en una de sus salas. 

Pedro el Cruel
Y siempre me paseo por las salas de cerámica griega, para vivir durante mi visita las delicadas y preciosas escenas de la vida griega, aunque esta vez no he encontrado –no he buscado mucho, eh– las admirables escenas de varones armados y en posición. En compensación he encontrado este príapo descabezado que asienta sobre su verga erecta las cosechas. Admirable imaginación de una cultura que no había escondido todavía muchos aspectos de la condición humana, que hoy andan en los confesionarios. Bueno, ya rescataré una foto anterior (de antes de cerrarse y remodelarse el museo) con una de aquella imágenes, no sea que la hayan suprimido.

Príapo
Esta vez, sin embargo, iba pertrechado de cuadernillo para tomar nota de los muchos nombres que hoy resultan desconocidos para el español normal, y que en las cartelas se exhiben como si todo el mundo los fuera a entender, quizá con el mejor ejemplo de todo: la identificación del objeto al que aluden. 

ascos
torques
escarabeo
escifo
Píxide
umbo
La mayoría no están en el DRAE (aviso que no pienso comprarme la edición actual, la de 100 euros; mis referencias son a la anterior): no están sencillamente, quizá como tecnicismos de la arqueología: fusayola, escifo, pélice, escarabao, umbo, asco, timaterio... o están con variantes, sea en el significado, como píxide, sea en la forma como estatero (consta terminado en -a); aunque hay una larga serie que sí se recogen, porque su huella y uso todavía suena ligeramente en el hablante culto: torque, fíbula, tésera... 

fusayolas (Edad del Hierro)
timaterio (Paleoibérico)












Casi al mismo tiempo, inconscientemente, se me va grabando el mapa de lo destruido o expoliado: Santo Domingo el Real es de lo destruido; en algún momento de este blog ya conté cómo las crónicas del siglo XIX decían que los niños del barrio jugaban a la pelota con la cabeza de Pedro el Cruel (¡de piedra maciza!)...; ahí están muchos objetos de mi patria chica: las sillerías de Astudillo, los capiteles de Carrión de los Condes, los soberbios mosaicos romanos –de lo mejor del MAN– de Palencia.... 

Tésera (arriba) y fusayola
He recordado el museo Arqueológico de Nápoles y la muestra del Nacional español me ha parecido pobre; compensa el cuidado con el que se ha organizado, explicado y dispuesto este otro, al que he vuelto, en realidad, en busca de un trozo u objeto que podría andar por algún sótano o depósito: el busto de la talla de Quevedo –creo que en madera– que realizó Alonso Cano, cuya cabeza se conserva en el Museo de la BNE. Pero no he hecho las indagaciones necesarias; me he entretenido volviendo a visitar todo. Allí estaba, por cierto, mi viejo decano –cualquiera de ellos–, con cuya figura acabo.

Astullio (Palencia), restos del coro de las clarisas (c. 1350) 

Y el filólogo pasea por las salas y va anotando palabras y admirando objetos, entre grupos de colegiales –infantiles y adolescentes– que se pierden por las galerías.

Un decano de la UAM

domingo, 18 de enero de 2015

la materia más dulce que has tenido


hubo tiempos colmados       se esperaba
en los cauces      jazmín     color   y  lirios
obligados a ser de las palabras
un camino sin fin      con lo perdido 

allí donde   se asoman    vida extraña
ni siquiera fue nuestro      el posesivo
es indecente que se insulte    al cuerpo
la materia más dulce      que has tenido

este descenso     a las jaculatorias
me condena sin más a estar    conmigo
donde todo parece que     es verdad
y en la piel    cada instante  es  infinito

el gesto de la voz         a punto de
recordar la canción que no has oído