Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 13 de marzo de 2011

Poesía española actual (12): Guillermo Carnero


Un modo esencial de concebir y hacer la poesía representa la enorme figura poética de Guillermo Carnero (Valencia, 1947). Atravesando modas, años, corrientes.... su poesía se ha ido consolidando en un proceso de ahondamiento y decantación hacia una peculiar pureza: la de la expresión cargada de contenido que conecta continuamente con campos culturales en donde encuentra motivos para el diálogo y la reflexión. Yo diría que se trata de una veta poética necesaria, un remanso a veces, si uno anduvo por paisajes perdidos o versos extraños. Si no existiera la poesía de Carnero habría que promoverla, porque se necesita esa dimensión humana en donde belleza y pensamiento se conjugan con poemas de indudable calidad formal –verso logrado, palabra exacta, imagen cuando se precise....– así sea siempre dentro de un abanico, señalado por la propia naturaleza de su quehacer. No habrá que ir a buscar en sus versos la tonadilla tradicional, el escorzo fronterizo de un vanguardista enloquecido, la renuncia a un sustrato cultural reconocido....
Su obra está siendo amplia; fácil es reconocer en sus libros el hilo de la continuidad que progresa, sin que eso borre trasuntos históricos –incluso biográficos– que siempre parecen, sobre todo en sus libros finales, resultado de un laboreo intelectual que los ennoblece y que los prepara para ser asumidos desde nuestra condición humana, intelectualmente, lo cual no quiere decir nunca fríamente.
La melodía crítica en torno a Guillermo Carnero es abundantísima; su biografía es una retahíla de libros, premios, azares, etc., que yo prefiero ver como la de una actividad poética constante y madurada. Ya hay excelentes páginas que pueden servir de introducción a detalles de su vida y de su obra; he aquí algunas de ellas (la primera es la mejor):

http://bib.cervantesvirtual.com/bib_autor/carnero/
http://www.catedramdelibes.com/archivos/000160.html
http://bib.cervantesvirtual.com/bib_autor/carnero/pcuartonivel.jsp?autor=carnero&conten=poesia_bibliografia

Sus mejores libros van desde el Dibujo de la muerte (1967) a los últimos cuadernillos, como Cuatro noches romanas (2009). Su primera gran recolecta es Ensayo de una teoría de la visión (Poesía 1966-1977); Madrid: Hiperión, 1979. Otra extensa recopilación –con estudio y bibliografía– es la de Dibujo de la muerte. Obra poética, ed. de Ignacio Javier López, Madrid: Cátedra, 1998. Han seguido Verano inglés (1999),  Espejo de gran niebla (2002), Poemas arqueológicos (2003), Fuente de Médicis (2006)....

Guillermo Carnero ha generado epígonos sin cuento, a veces de voz única, a veces como ramalazo poético que atraviesa versos, libros y poemas;  en pocos o en ningún caso, sin embargo, han conseguido conjugar de manera tan ajustada reflexión, creación, imagen y estilo.
El poema pertenece a Verano inglés, mi foto guillotineó parte del del título, que dice: "Retorno a Greenwich Park".


2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la difusión de la obra de estos poemas que estoy conociendo. Saludos y a seguir adelante.

    ResponderEliminar
  2. En el comentario anterior es poetas, pero puse poemas... Como saber donde empieza-termina-empieza uno y el otro.

    Resaludos.

    ResponderEliminar