Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 6 de marzo de 2011

Nocturnos de Chopin

Zurbarán


Nocturnos de Chopin



pondré sobre la mesa unas manzanas
abiertas y un limón cortado en gajos
en una fuente azul de loza antigua
que cubriré con un mantel dorado

y en la penumbra del rincón dispuestos
como jardín que cultivé en un jarro
los crisantemos que sequé y mimosas
en juego con la flor de los geranios

y sonarán nocturnos los silencios
de chopin en los dedos del pïano
para vestir de luces amarillas
la dulce oscuridad de aquel espacio

ya ves    dispuse todo para ti
no me creo que lo hayas olvidado












3 comentarios:

  1. ¡Qué armonía de música y color! Sencillamente precioso: preciosa la escena, preciosas las palabras. Radiante.

    ResponderEliminar
  2. Las manzanas hay que cortarlas al momento de comerlas; para que no se pongan muy feas se rocían con el limón! Seguro que lo sabe usted...Dulce soneto y bonitas imágenes. De quién son los bodegones?

    ResponderEliminar
  3. El de arriba es de Zurbarán, luego hay detalles dem de Chardin y de Cezanne; el último, el que no es el bodegón, de la casa del rapsoda.
    En efecto, los limones detienen la oxidación de la fruta. Y así, cuando hago compota, por ejemplo, rocío las manzanas cortadas y peladas con limón, para que sigan estando con su color y textura, Chiqui.
    Gracias Tibi.

    ResponderEliminar