Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 16 de diciembre de 2010

Pasos del tiempo en el Retiro: "Como la flor del crisantemo que alza..."



Como la flor del crisantemo que alza
lo que en verano fabricó en la tierra
y a la región del aire decidida
levanta el tallo y traza su silueta,

como la flor que no sabia colores
y poco a poco maduró belleza,
que creció entre gencianas y torviscos
salvando las espinas y la hiedra,

así la travesía sin sentido
por la mano del tiempo que nos lleva,
más lejos cada vez hacia la nada
desde la nada cada vez más cerca.

Y un día será el viento y las heladas.
Se tronchará la flor y caerá a la tierra.

10 comentarios:

  1. ¡Precioso!

    Perdón la ignorancia, pero dónde puedo saciar mi intriga sobre los sonetos con tres cuartetos, que según he venido viendo es la forma más aceptada en este cuaderno.

    ResponderEliminar
  2. ... COORDENADAS LÍRICAS...
    Fernanda Botelho (Porto, 1926-2007


    Desviou-se o paralelo um quase nada
    e tudo escureceu:
    era luz disfarçada em madrugada
    a luz que me envolveu.

    A geométrica forma de meus passos
    procura um mar redondo.
    Levo comigo, dentro dos meus braços,
    oculto, todo o mundo.

    Sozinha já não vou. Apenas fujo
    às negras emboscadas.
    Em cada esfera desenho o meu refúgio
    - as minhas coordenadas.


    In "As coordenadas líricas"

    ResponderEliminar
  3. Julia, esa era la forma primitiva del soneto, antes de que se fijara la actual. En algunos casos era la más usada; se le suele llamar "soneto inglés". Hay autores, también, que la defienden y la prefieren, como Borges, por su inclinación hacia el mundo anglosajón.
    Y Gracias.
    También gracias a Sofía, que dialoga siempre con versos portugueses.

    ResponderEliminar
  4. Ya sabía yo que eran cosas que debía saber... Es la consustancial "fiaca" argentina: más fácil preguntar al ilustre profesor que bucear en un libro.
    Gracias y disculpas.

    ResponderEliminar
  5. Al contrario, Julia, esa minucia no se conoce ente nosotros, es un derivado de mi natural pedantería; así contribuimos a que se difunda mejor. Va en tu honor otra pedantería, ya que en ellas estamos, la del próximo soneto, que te dedicaré, y que tiene un trasfondo redicho también. Cuando se estrenó Petrouchka en París (creo que 1912, voy de memoria), Saint Sains, que era músico reconocido y oficial, al primer solo de fagot con el que se abre la obra, se levantó y se fue de la sala. Cuando mucho después, probablemente en Argelia, donde muere pasados los ochenta años, compone, una de sus últimas obras, si no la última, es una sonata para fagot y piano, que a mí me recuerda a Stravinsky.
    Brazos

    ResponderEliminar
  6. Precioso, fuerte y delicado soneto, mucho mejor que los recientes "para las largas noches de invierno". Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí me gustaron bastante más los otros dos, pero bastante más.

    ResponderEliminar
  8. Meno male che questo blog è uno spazio polifonico e democratico. A ciascuno il suo... A me mi sono piaciute tutte le poesie. Vale, cari Anonimi?

    ResponderEliminar
  9. "¿vale?", ¿in italiano?

    ResponderEliminar