Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 13 de diciembre de 2010

"No llegues a la noche mansamente...", versión de Thomas Dylan

"Do not go gentle into that good nihgt...."



No llegues a la noche mansamente,
el tiempo abrasa al terminar el día,
lucha cuando se extingan las hogueras.

El sabio acepta la invasión oscura
si sus palabras no lograron nada;
no entregues a la noche mansedumbre.

Cuántos se duelen de que la última ola
arrase luminarias de su vida;
lucha cuando se apaguen las hogueras.

Quienes cazaron y cantaron libres
perciben tarde que el dolor arriba,
y no se entregan mansos a la noche.

Y los más graves, si la muerte acecha
y les ciega el relámpago y suspiran,
luchan y luchan si la luz se apaga.

Y tú allá, padre, en lejanía triste,
te ruego que me impreques y bendigas;
no vayas a tu noche mansamente,
lucha, lucha cuando la luz se extingue.

1 comentario:

  1. ¡Cómo son las traducciones! ... cada una es un mundo, cada una produce un estallido diferente en cada estado de ánimo.
    Buena versión ésta, gracias.
    Lo que me gusta de la de Elizabeth Azcona es la sonoridad tan bella del primer verso, y la fortaleza que da el escuchar imperativamente: "rabia, rabia" ... "rage, rage", rrrrrrrr...
    La de hoy, que leo aquí, no incita tanto a RRRRebelarse, es más suave; la de E.A.C. commina más a la acción.
    Tanto las traducciones como el original son una lección de vida, expresada de forma bellísima.
    También me gusta imaginar una "bahía verde", "green bay" ... igual a cuando usted escribe versos sobre campos o mañanas azules.

    ResponderEliminar