Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 17 de mayo de 2011

Curiosidad extrema en el examen de las cosas útiles

Hoy me he perdido en varios manuscritos del siglo XVIII, paladeando la sensatez, el decir elegante y el gusto por la sana erudición de unas cuantas figuras de ese periodo: era el epistolario de José Ceballos, que reside en Murcia, en torno a 1750-1760, y que conserva cartas de José Bermúdez, Lorenzo Boturini, el padre Enríquez F. Flores, Juan Martínez Salafranca, Diego Tello, Nicolás Gallo, Juan Antonio de las Infantas, Andrés Burriel, Pedro de Figueroa Lasso de la Vega, Andrés Golfín de Figueroa, Bartolomé Gutiérrez.... y un riquísimo epistolario de Gregorio Mayáns, que supongo publicado –por Mestre, quizá, en Digibis–, Martín Sarmiento y el bibliotecario que buscaba, Leopoldo Jerónimo Puig.

Se envían noticias de libros recién aparecidos, intercambian y se preguntan datos sobre personajes históricos, hechos culturales, objetos artísticos....: “De las obras de Señor don Juan Lucas Cortes no tengo noticia...; "....en cuanto a don Gabriel Álvarez de Toledo que conocí y traté no entiendo que escribió más que lo VM refiere....””....el pueblo donde nacio Arias Montano no se halla....”; “...con el sonrojo de no poder enviar a VS mi Idea de la Historia de la América Septentrional....”; “....de los cronicones, tampoco paso en blanco lo que falsamente ha sido adoptado por las iglesias....”; “el papel defensivo de la enerable Mariana de Jesús gustaría mucho de V.M. lo hallase....”; “Nicolás Antonio omitió en la Biblioteca Nueva a un hombre tan grande y tan memorable como el padre Suárez....”; “A Lorca me ha venido a buscar la carta de V.M....”; “A las preguntas de VM. por número respondo....”; “por acá novedades literarias no hay en abundancia porque duermen las musas por ahora....”; “...en 1407 murió Pero López de Ayala y refiriendo su muerte Mariana....”; “Los siete libros de acuerdos del cabildo del año 1478 se hallaron en su archivo y ni el secretario canónigo ni su oficial los pueden leer...”; “....Corren voces de que el temblor de tierra del día de todos los santos causó en esa ciudad algunos daños....”

¡Qué minero de noticias, qué trasiego de experiencias culturales, que calidad y vocación en el conocimiento de la historia! Del terremoto de Lisboa al azufre, Plauto, los sepulcros, los libros, la amistad, la fe, los gentiles.... a todo llegan con su mejor voluntad y su buen criterio: “....curiosidad que fue extrema en el examen de las cosas útiles a la instrucción humana, y trata en él de los gusanos y de la seda...”.

Una de las cartas de Mayans, la del 4 de abril de 1743, desde Oliva, arranca así: 
Si alguno hubiera predicho que las religiosas, eruditas y sabias obras de don Nicolás Antonio y de don Gaspar Ibáñez de Segovia, marqués de Mondejar, se habían de recoger ignominiosa y escandalosamente en España, con estrechisima y cautelosísima orden de aprehenderlas a un mismo tiempo en distintos y distantes lugares, buscando y rastreando todos sus manuscritos para imponer a sus plumas un perpetuo silencio, todos los amadores de la verdad y de la gloria de nuestra nación hubiéramos dicho que lo profería un falso profeta, y que persecución tan terrible no podía suceder reinando en España el más erudito Príncipe entre cuantos ha tenido esta monarquía, isntruido en todo género de letras, sin exceptuar al mismo rey don Alonso el Sabio.
Pues esto mismo que no creyéramos, estamos viendo y experimentando.
.......................
Cuántas cosas la historia cuenta y qué actuales. Este manuscrito, el 10350 de la BNE, merecería un examen atento.

1 comentario:

  1. Poco más o menos el tal José Ceballos era un blogger de su tiempo ¿no?
    Un Mourinho no parando de preguntar ¿por qué? en todos los niveles del conocimiento.
    Un curioso incansable.
    Me resulta graciosa la frase entresacada: "...a Lorca me ha venido a buscar la carta de VM...", que tiempos aquellos en que las cartas buscaban a las personas y no como ahora, que son las personas las que tenemos que ir por las cartas ante la desidia de los repartidores (y eso si tenemos la fortuna de que nos dejan aviso).

    ResponderEliminar