Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 19 de enero de 2011

Codicilo de Margarita de Espinosa

Se moría uno un en pis pas, la muerte asomaba y tardaba poco en hacer su tarea. Había que apresurar el testamento y, si daba tiempo, ajustar con el codicilo. En 1627 muere su tía Margarita de Espinosa, de la que contaremos cosas en otro momento. Con su muerte Quevedo se va quedando solo. A ella había dedicado en 1613 la impresionante colección de poemas manuscritos del Heráclito cristiano
La diferencia de unos días entre testamento y codicilo muestra la trágica progresión de la enfermedad y la firma vacilante, probablemente asistida por familiares o por el propio escribano: las firmas y rúbricas de testamentos y secuelas pocas veces nos sirven para identificar en otros documentos la letra del que va a fallecer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario