Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 22 de enero de 2011

Casarse con viuda. Quevedo otorga poderes al Duque de Medinaceli

Eso es lo que ocurre en 1632 y eso es lo que termina por decir el documento que digitalizamos por entero. Los poderes se otorgan al Duque de Medinaceli, que era entonces su protector, y que había de serlo hasta su muerte –probablemente por integrarse en la facción de la nobleza que se oponía a Olivares, junto al Duque, iba a ser encarcelado en 1639. En el gesto "social" de Quevedo hay que leer muchas más cosas, pues el escritor había venido siendo objeto de presiones, burlas y comentarios para que se casara, seguramente porque se conocían sus amores pasajeros y su escasa inclinación al yugo matrimonial. Y Quevedo había contestado con gracia, con papeles burlescos que corrieron por toda la corte, particularmente uno en el que contestaba a la duquesa de Olivares. Hace caso, quizá no había otro modo de reaccionar, pero lo hace refugiándose en su señor, el de Medinaceli, que es quien, además, le busca una viuda de prestigio en sus tierras aragonesas, en Cetina. Y Quevedo se aviene. Todo se llegará a buen término y habrá boda; son años muy amargos en la biografía de Quevedo, los que corresponden a una profunda e intensa depresión –la de su nueva oleada de obras neosenequistas. 




Y el matrimonio queda como circunstancia y disparate en su vida y en su obra. Nunca más se volverían a ver o a reunir.
He ampliado la hoja final, con la firma. El protocolo original estaba muy dañado por la tinta ferruginosa y en algunos pasajes no he sabido completar la lectura. Queda como buen ejercicio para paleógrafos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario