Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

viernes, 17 de junio de 2011

Gazpachos y personas

Las recetas de los gazpachos son, en efecto, tan particulares como las preferencias sexuales, solo que las de los gazpachos se exhiben y las otras condenadas andan por las buenas costumbres de nuestra sociedad. Al paso, recomiendo un extraordinario blog en donde no se cumplen esas condiciones y su autora ha conseguido expresar con claridad y sin tapujos ese universo:
 http://andthereisnotimetothink.blogspot.com/2011/06/alles-staendische-und-stehende.html


Imaginémonos esta conversación a retazos:

– Yo pongo de todo....
– Cuántas más cosas mejor
– Pues a mi me basta con sustancial...
– Pocos ingredientes, pero selectos, muy selectos...
– Hay que darse un descanso y ser imaginativo



– Para no repetir o sentir hastío o empalago.
–Tampoco es cosa de que uno se quede insatisfecho...

¿De qué hablan? No aconsejo la asociación mecánica  de ambos campos.

Por mi parte, prefiero la sencillez, la naturalidad y el buen hacer; pero, claro, no sé quién se va a atrever ahora a decir que le gustan "todos" los ingredientes en el gazpacho y cuantos más mejor.
Como principio de una comida de verano, además de presentar el gazpacho puro (oliva virgen, vinagre de jerez, pepino y tomate), que suele ser, por lo demás, el gazpacho más sabroso, presento los acompañamientos que "huyen del calor de los fogones", la fruta de este espléndido año de frutas (particularmente cerezas y otras frutas de verano), el tinto de verano, queso –que en esta ocasión, como he estado en Santander son dos quesos cántabros (Picón y de Nata). Y dos lonchas de jamón, para evitar los fogones.



1 comentario: