Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 14 de agosto de 2010

No me sé desprender de tu recuerdo...



No me sé desprender de tu recuerdo
esta tarde de agosto calurosa;
pienso en ti que viajas a tu vida:
el aire que te aleja me enamora.

Todo se apaga cuando tú te marchas,
mas yo recorreré todas tus sombras
con mi pasión vacía por las noches
en un huerto plantado de memorias.

Como va lo que sabe que respira
sin que nadie adivine lo que nombra,
en mis versos tendremos el encuentro
cada instante, cada noche, cada hora.

Como la casa cuando ya has llegado,
que se acuesta feliz y silenciosa.

4 comentarios:

  1. Que verdaderos esos dos ultimos versos. Muy bueno, Pablo.

    ResponderEliminar
  2. No me sé desprender de las lineas de estos versos.
    Reincido.
    Este raro palimpsesto que es mi mente se recuerda ahora de otros versos. Tal vez, si tal vez, se recuerde del poema "Até ao fim", de Nuno Júdice...
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Se no lo molesta, comparto con usted algunos de los versos que Nuno Júdice creó para el ciclo de poemas "Pedro, lembrando Inês".
    Aquí siguen en su versión original, en portugués, la única que conozco.


    ATÉ AO FIM

    Mas é assim o poema: construído devagar,
    palavra a palavra, e mesmo verso a verso,
    até ao fim. O que não sei é
    como acabá-lo; ou, até, se
    o poema quer acabar. Então, peço-te ajuda:
    puxo o teu corpo
    para o meio dele, deito-o na cama
    da estrofe, dispo-o de frases
    e de adjectivos até te ver,
    tu,
    o mais nu dos pormenores. Ficamos
    assim. Para trás, palavras e versos,
    e tudo o que
    não é preciso dizer:
    eu e tu, chamando o amor
    para que o poema acabe.

    ResponderEliminar
  4. Estimada, querida Sofía: Muchas gracias por la referencia tan oportuna. Estuve el año pasado en Lisboa y quise hacerme con las cuerdas de la poesía portuguesa actual... me fue muy difícil, porque, si no se conoce el campo, se dan palos de ciego. Quizá estas referencias tuyas y otras que me puedas hacer me ayudarían a ir leyendo cosas.

    ResponderEliminar