Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 16 de agosto de 2010

FILOSOFÍA BARATA (de China destruida)

Niebla en Santalla, desde el porche (que es lo que se ve arriba) de Malde

1



Tiende la red el pensamiento lejos
y lejos imagina claridades;
imagina el origen, la razón,
la secuencia casual –que nadie sabe–

del tiempo, que atraviesa sin sentido
espacios infinitos sin umbrales.
¿De qué lugar anduvo desprendido
qué y hacía qué nos lleva, por qué mares

como brizna nos mueve, qué hemos sido:
naturaleza incomprensible, tierra,
estrella, tiempo, luz, fuego, animales...?

Con nuestra vana inteligencia vamos
a tientas; ¿quién evita que sepamos
la ignorancia final de los finales...?



y 2


Tengo tiempo ahora de pensar mi vida.
Pensar la vida es ejercicio casi
necesario al llegar a estas alturas,
desbrozando recuerdos, sueños, lances,

con el objeto de alcanzar quizá
un cierto grado de serenidad
que no permita turbulencias propias
de la ignorancia o el desconocimiento

     de lo que de verdad cada uno es.
     Consideramos cierta la premisa
de que lo que podemos conocer
de nuestras vidas es la verdadera

tarea que tendremos que cumplir.
¿Sirve para algo esta sabiduría?



Lejanía en Pantín

2 comentarios:

  1. Muy buenos y bellos poemas en todo este agosto, enhorabuena, gracias otra vez.
    Piense, con seguridad, que nadie nos ha encargado ninguna tarea, ¡no se la eche encima!; las que nos tocan ya son muchas y pesadas.
    Por eso, esa sabiduría creo que no sirve para nada; pensar en la vida tampoco -para hacer bellos poemas, sí-; no se puede evitar pero hay que intentarlo. Uno se serena cuando deja de pensar, se lanza a disfrutar y se permite todo lo posible y un poco más... "a estas alturas". Lo único es que se suele tener el miedo de siempre, aumentado. ¡Qué se le va a hacer!
    ¡Ánimo para todos los poemas por escribir!.

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó comentar que la lectura de sus versos me ha hecho releer el poema "Acerca del vivir" de Nazim Hikmet. Gracias por eso también.

    ResponderEliminar