Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 1 de agosto de 2011

Programa del curso 2011-2012 en la UAM. El Teatro español de los siglos XVI-XVII (entrega número uno, de dos)


[Y la lista se adorna con tres flores silvestres, reconocibles,  en honor de uno de mis comentaristas]
Arrayán
En esta entrada se va a hacer asequible la lista de comedias que serán objeto de lectura y consecuencias por parte de los alumnos matriculados en esa asignatura del segundo semestre, en la Universidad Autónoma de Madrid, en una especialidad cuyo nombre no es el tradicional, sino otro más o menos aproximado (Literarura española es su contenido) que alguien habrá buscado para que sea distinto.
Habrá, desde luego, un poco, algunas clases para vernos las caras, charlar sobre lo divino y lo humano, escuchar vuestras reivindicaciones y deciros yo las mías; también para despachar con la nayor brevedad posible los asuntos a que se nos obliga por las circunstancias (que si fechas, que si exámenes, que si cosas....); pero inmediatamente el quehacer es el que deriva del listado que va a seguir inmediatamente.
Y el listado recoge tres series de unas setenta “comedias” (=’obras de teatro’) del teatro español de finales del siglo XVI y comienzos del siglo XVII: de varios autores, de Calderón y de Lope, respectivamente, cada serie. Cada alumno elegirá una y distinta de cada grupo (tres en total) y, además de leerlas y de enamorarse de ellas, sobre una de las tres ejercerá las manipulaciones, trabajos, estudios y crítica pertinente, que será su quehacer, y que culminará en un trabajo escrito que me presentará a final de curso. En ese mismo trabajo y en su quehacer comparará, además, la comedia elegida para el trabajo con las otras dos, que le habrán servido de contrapunto.
Sobre qué es lo que hay que hacer sobre cada comedia, recuerdo que en este mismo cuaderno se reprodujo un cuadro general de análisis, que se puede empezar a emplear por los que más perdidos estén. Y además, eso quizá sea lo más importante, para eso servirán las clases en los que vosotros –mi proyecto es que seáis vosotros y no yo– iréis abriendo el camino y discutiendo lo que antes hemos llamado el “quehacer”.
He aquí la lista, que también puede servir como goloso menú para más lecturas:
brezo
Francisco Antonio de Bances Candamo, Duelos de ingenio y fortuna  (1687)
Francisco Antonio de Bances Candamo, El esclavo en grillos de oro (1692)
Pedro Cálderón de la Barca, Afectos de odio y amor
El alcalde de Zalamea
Andrómeda y Perseo
Antes que todo es mi dama
Las armas de la hermosura
A secreto agravio, secreta venganza
El astrólogo fingido
La Aurora en Copacabana
Los cabellos de Absalón
Casa son dos puertas
El castillo de Lindabridis
Céfalo y Pocris
Celos aun del aire matan
La Cisma de Inglaterra
La dama duende
La desdicha de la voz
De un castigo tres venganzas
La devoción de la cruz 
Los dos amantes del cielo
Duelos de amor y lealtad
Eco y Narciso
Los empeños de un acaso
En la vida todo es verdad y todo mentira
La fiera, el rayo y la piedra
Fieras afemina amor
Fineza contra fineza
El galán fantasma
Hado y divisa de Leonido y Marfisa
La Hija del Aire, I
La Hija del Aire, II
Los hijos de la fortuna
El hombre pobre todo es trazas
Lances de amor y fortuna
El maestro de danzar
El mágico prodigioso
Las manos blancas no ofenden
Mañanas de abril y mayo
El mayor encanto amor
El mayor monstruo, los celos
El médico de su honra
Mejor está que estaba
Nadie fíe su secreto
La niña de Gómez Arias
No hay burlas con el amor
No hay cosa como callar
No hay que creer ni en la verdad
No siempre lo peor es  cierto
Peor está que estaba
El pintor de su deshonra
El postrer duelo de España
El príncipe constante
La puente de Mantible
El purgatorio de San Patricio
La púrpura de la rosa
Saber del mal y del bien
El secreto a voces
La selva confusa
La señora y la criada
El sitio de Bredá
También hay duelo en las damas
Las tres justicias en una
Los tres mayores prodigios
La vida es sueño
Guillén de Castro:  Engañarse engañando
La fuerza de la costumbre
Las mocedades del Cid
El narciso en su opinión
El perfecto caballero
La tragedia por los celos
Andrés de Claramonte: El valiente negro en Flandes
Antonio Coello: La adúltera castigada
Celos, honor y cordura
El celoso extremeño
Los dos fernandos de Austria
Lo que pasa en una noche
Lo que puede la porfía
Peor es hurgallo
Álvaro Cubillo de Aragón: El bandolero de Flandes
Las muñecas de Marcela
El vencedor de sí mismo
Felipe Godínez: Aun de noche alumbra el sol
Las lágrimas de David
Lope de Vega: El caballero de Olmedo
El villano en su rincón
Peribáñez y el comendador de Ocaña
La dama boba
El acero de Madrid
Amar sin saber a quien
El amigo por fuerza
El anzuelo de Fenisa
El arenal de Sevilla
La batalla del honor
Las bizarrías de Belisa
El castigo sin venganza
La corona merecida
¿De cuándo acá nos vino?
La desdichada Estefanía
El desprecio agradecido
La discreta enamorada
El duque de Viseo
Los embustes de Celauro
La esclava de su galán
Las ferias de Madrid
La fianza satisfecha
Fuenteovejuna
El galán de la Membrilla
El gallardo catalán
El gran duque de Moscovia
El guante de doña Blanca
La hermosa fea
El lacayo fingido
Lo cierto por lo dudoso
Lo fingido verdadero
Los locos de Valencia
El maestro de danzar
El Marqués de las Navas
Más pueden celos que amor
El mayorazgo dudoso
El mejor alcalde el rey
El mejor mozo de España
Los melindres de Belisa
La moza del cántaro
La niña de plata
La niñez del padre Rojas
La noche de san Juan
La nueva vistoria de don Gonzalo de Córdoba
Las paces de los reyes
La pastoral de Jacinto
El perro del hortelano
Por la puente, Juana
El premio de la hermosura
El primero Benavides
La prueba de los amigos
San Isidro Labrador
Santiago el verde
La selva sin amor
El servir a señor discreto
El testimonio vengado
El valor de las mujeres
Virtud, pobreza y mujer
La viuda valenciana

No hay comentarios:

Publicar un comentario