Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 25 de agosto de 2011

Inquisiciones al joven filósofo (IV)


Carpe Diem

No dejes de la mano lo que pasa,
terminarás por ser un accidente;
desecha dignidad, ve con la gente,
no descanses la voz, que el tiempo arrasa;

no te dejes caeer si te traspasa
la dolencia de amor, si de repente
el montón de amiguetes se resiente
y ya solo la tele queda en casa.

Discute el ojo de mouriño, alerta,
pide un poco de sal a la vecina,
y muéstrate como eres: indecente.

Hazte una paja en la ventana, abierta,
o lo de la sal haz en la cocina.
Y habla siempre que puedas con Vicente.




2 comentarios:

  1. Los sitios pequeños inducen poco a poco al extraño carácter y las manías. Hay que mezclarse, ver o volver a ver Midnight in Paris, divertirse.

    ResponderEliminar
  2. Ya vi Midnight, donde, por cierto, la escena más romántica tenía como marco la Butte aux Cailles y la hilera de los frutales silvestres ("chez Paul"), un lugar donde viví y un restaurante donde cené.... Lo que habrá que volver a hacer ir a París, y pasarse allí unos meses o quedarse a vivir. Pero el corazón es frágil, el dinero es poco y el hombre un animal de costumbres.
    Gracias por comentario y consejo

    ResponderEliminar