Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 2 de agosto de 2011

Dos estudios de poética


I

Ningún verso dirá lo que tú piensas,
ningún verso dirá lo que tú miras,
ni siquiera dirán lo que parece
que dicen las palabras que has juntado;

proceden del lugar de donde llega
lo que intuyes o callas o meditas
o lo que sabes que no alcanzas nunca
a comprender de las canciones viejas,

que sin embargo cuando pasan cerca
te dejan un rescoldo misterioso
que puede estremecer algunos versos
y aproximarnos a lo que no somos.

Y por eso quizá revuelves voces
y vas cantando viejas melodías.


 y II

La luz que madrugó los horizontes

ya es que no puede ser más amarilla,
parece que se cansa del cansancio
empalagoso de inspirar poesía.

Los versos van a consideraciones;
acabarán por ser cosa sencilla:
rellenar algún hueco con palabras,
apenas nada más ya que decirlas;

y mientras tanto lejos los misterios
se enredan en absurdas lejanías
y se van a los libros y discuten;
bien mirados, parecen tonterías.

En tanto que la luz, sin definirse,
tiembla al pensar que no será amarilla.






No hay comentarios:

Publicar un comentario