Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 18 de agosto de 2011

Alonso Lobo (+1617)



Antes de partir quiso lograr algo
que alcanzara a decir lo que sentía,
aquello que al final siempre quedaba,
lo que al trazar las notas se perdía.

Se sumió en un ascenso tan profundo
que a la vez le inspiraba y suspendía,
cegó la luz y descendió al silencio
que un anhelo de voz ya consumía.

Despojado quedó de cuanto amaba,
despojarse logró de cuanto había;
en la noche trazó la oscuridad
lo que iba a ser quizá la melodía.

Descansó. Falleció. Pocos se acuerdan.
 A ocho voces dejó el “Ave maría”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario