Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 25 de agosto de 2011

Los sonetos de Louise Labé


Se ha publicado recientemente una edición de los Sonetos y elegías, con versión de Aurora Luque (Barcelona: Acantilado, 2011). No es versión erudita –Labé tiene muchos problemas históricos, empezando por el de su identificación–, ni lo pretende, pero es versión lograda en muchos casos, hecha con mimo.
He aquí dos ejemplos, con versiones mías en este caso:

XII
Lut, compagnon de ma calamité,
De mes soupirs témoin irreprochable,
De mes ennuis controlleur veritable,
Tu as souvent avec moy lamenté:

Et tant le pleur piteus t´a molesté,
Que commençant quelque son delectable,
Tu le rendois tout soudein lamentable,
Feignant le ton que plein avoit chanté.

Et si te veus efforcer au contraire,
Tu te destens et si me contreints taire:
Mais me voyant tendrement soupirer,

Donnant faveur à ma tant triste pleinte:
En mes ennuis me plaire suis contreinte,
Et d´un dous mal douce fin esperer.


Laúd, de mis pesares compañero,
testigo irreprochable de suspiros,
de mis tristezas testimonio cierto,
tantas veces conmigo te has quejado

y mi llanto te ha importunado tanto
que si arrancaba mi canción jovial,
la desviabas tú hacia la elegía
y huías de aquel falso tono alegre;

así que si te obligo a lo contrario,
desmayas y sugieres que me calle;
mas si ves que suspiro blandamente,
me concedes la gracia de la queja

y me dejas plañir mis desventuras.
De dulce mal espero dulce fin.


X

Quand j`aperçoy ton blond chef couronné
D`un laurier verd, faire un lut si bien pleindre,
Que tu npourrois aà te suivre contrenidre
Arbres et rocs, quand je te vois orné,

Et de vertus dix mile environné,
Au chef d`honneur plius haut que nul ateindre,
Et des plus hauts les loingenes esteindre:
Lors dir mon coeur en soy passionné:

Tan de vertus qui te font estre aymé,
Qui de chacun te font estre estimé,
Ne te pourroient aussi bien faire aymer?

Et ajoutant à ta vertu lousable
Ce nom encor , de m`estre pitoyable,
De mon amour doucemente t`enflamer.


Cuando miro tu rubio pelo ornado
de laurel verde y canta tu laúd
de modo que pudieras hechizar
rocas y árboles, cuando así te veo,

de gracias y virtudes rodëado
en aquel pedestal que nadie alcanza,
en la cumbre de toda admiración,
me dice el corazón apasionado:

“Tantos rasgos de ser amados dignos,
y tantos que nos mueven uno a uno,
¿no podrían llevar a que tú amaras?

¿Podrías añadir a tus virtudes
la que te diera el nombre de piadoso
y en mi amor abrasarte dulcemente?



No hay comentarios:

Publicar un comentario