Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 26 de octubre de 2010

"La primera borrasca del Atlántico..."

La primera borrasca del atlántico.
barriendo la península traerá
el invierno, las lluvias, los jerséys,
la sensación de que necesitamos

algun refugio donde guarecernos
de los caprichos de las estaciones,
imperturbables ante nuestros gestos
con sus tormentas, vientos, con sus luces

desordenadas, cambios imprevistos,
sin que sepamos nunca quién movió
y cuándo lejanías imposibles

de imaginar que nos gobiernan, mientras
nos preparamos para soportar
otra vez la llegada de las sombras.

2 comentarios:

  1. Puede que lo que nos gobierne se encuentre, en realidad, ordenado y nos parezca capricho aquello cuyo significado no comprendemos.
    Gracias por sus nuevos versos borrascosos.
    Porque en este cuaderno se trata de números importantes para contar sílabas y cantar la matemática música de la poesía, de "pulir" versos de cifras exactas, del barroco con su simbolismo numérico y de poesía bella y actual que no hace más que contar y calcular para rimar,
    de Amjad Nasser,
    para Doña Chiqui-Estrella del Once,

    Once astros
    Por los arcos
    Por los palanquines
    Por la lengua muerta
    De las tribus que se inclinan
    Sobre el sauce llorón

    Por todo aquello
    Tú eres la cautivante
    Que se inclina
    Sobre la palmera de mi alma
    Para que caigan
    Emires
    Elogios
    Y aura rocallosa de la milésima noche
    Todavía una noche ...

    El 11 al ser el inicio de una sucesión más alta de números, simboliza un plano de conocimientos y realizaciones en un plano superior.Este número debería volcarse hacia los demás como mediador, político, maestro, transmitiendo conocimientos básicos o herméticos. De un numero maestro siempre se espera lo mejor.- ¡Gran tarea tiene, doña Chiqui!-.
    Posee la habilidad para transformarse en el ejemplo a seguir, (en el caso de un maestro espiritual, sus enseñanzas). Trata de resolver problemas ajenos a su persona.Desean revelar las bellezas que han visto y conocido. Quieren predicar la necesidad de vivir fiel a los ideales. En el número once existe el idealismo. Generalmente es un soñador, a veces un místico.
    Sus palabras claves son Intuición, revelación, invención, poesía, arte, espiritualidad, idealismo, filosofía...
    Todo aquel que posee estos números en su nombre o en su fecha de nacimiento deben saber que están dotados con cualidades de líder, guía, asistencia humanitaria, inspiración y revelación que no son dados a la mayoría de las personas. La misión de estos tres números es el servicio caritativo por la humanidad; les son dados exclusivamente a las almas añejas cuyas experiencias las han preparado para ser líderes y maestros. Son números de alta tensión y gran poder, recuerden que mucho se espera de un numero Maestro ya que sin ellos estaríamos totalmente perdidos.
    Existen tres clases de números o claves maestras. La misión de estos números esta asignada para que el hombre evolucione, crezca y desarrolle sus potenciales humanísticos. Esta clave nos advierte que quien la tenga debería realizar cosas por los demás, y debería de alguna manera sacrificarse por los más débiles y necesitados.
    Es un reto que exige niveles de conducta y comprensión muy altos y severos que no permite desarrollar el egoísmo y la satisfacción personal.
    Los números o claves de las que hablamos son el 11, 22, 33.
    ¡Sin usted, Doña Chiqui, este cuaderno andaría perdido!, ya ve.

    ... y para otros números,

    Siete años, la condesa,
    todos siete me esperade.
    Si a los ocho no viniere,
    a los nueve vos casade.(Romance del Conde Dirlos)

    Aunque no se trata de más de siete moradas, en cada una de estas hay muchas, en lo bajo y alto y a los lados, con lindos jardines y fuentes y laberintos. (SANTA TERESA DE ÁVILA: Moradas)

    Con siete ayes clavados,
    ¿dónde irán
    los cien jinetes andaluces
    del naranjal?
    (Federico GARCÍA LORCA: «Camino»,
    de Poema del cante jondo)

    D.L.

    ResponderEliminar
  2. D.L Esto ya me empieza a agobiar, eh: "gran tarea tiene Chiqui". Pero para completar el once me lo llevo tambien a casa.

    ResponderEliminar