Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 13 de octubre de 2010

"En el Retiro quiero que me dejen..."


En el Retiro quiero que me dejen,
a ser posible como está Galdós,
con  manta, niños por todos los lados,
estaciones que cambien el paisaje,

amantes furtivos entre las matas,
bajo los árboles, en los rincones... 

O al menos una lápida sencilla,
porfi, señor alcalde del partido

que sea, yo me inscribo, de verdad,
me afilio a título póstumo al suyo
y le compongo un himno para mítines...
 
Y si así fuera, adornaré su paso
con violetas silvestres; y para mayo,
con las blancas varitas de san Juan.





8 comentarios:

  1. A este paso el alcalde de Madrid va a ser ese señor que nos cuela libros de autoayuda como manuales de filosofía...

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo. Ayer nos decía que no nos despidiéramos y hoy ya esta preparando su funeral? Solo un poeta podría ser tan inconsistente

    ResponderEliminar
  3. Don Libra, me ha abandonado usted?

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué listo es usted!, menudo sitio se escoge.
    Más le vale disfrutarlo ahora en vida para irse a contarle sus cuitas a los compañeros de pedestales varios y luego a tomar un vinito otoñal para templar el alma.

    A mí me gusta la estatua de Ricardo Codorniu: lo primero porque tiene nombre de champán (tan rico... en Perelada y alrededores los de siempre siguen diciendo champán y no cava); lo segundo, porque hace unos años paseando por el Retiro me asombró lo moderno de este personaje, tan avanzado y tan valiente para su época. Más asombro me produjo el que se acordara alguien de él como para ponerle estatua en el Retiro. Hay personas que no pertenecen a su tiempo, ni a ningún tiempo, son visionarios. ¡Pensar que ya nace un ecologista y defensor del árbol en 1846!
    Podría usted también ponerse al lado, que veo que está todo el día liado con sus plantaciones. De diferente forma, claro, usted las domestica y este Codorniu se iba más hacia lo libre.

    Preciosa su foto del Palacio de Cristal, si como supongo, la enfocó usted. Enhorabuena. Muy, muy bonita ...

    Soy de los que jamás dicen lo que no sienten; aunque a veces, por respeto humano o por conservar la paz, he disimulado mis pensamientos" (Ricardo Codorníu y Stárico)




    D. Ricardo Codorniu fue un pionero en Murcia, España, y en Europa en lo que hoy se llama Ecología. Fue uno de los ingenieros que iniciaron en España los trabajos hidrológico-forestales. Su trabajo mas importante lo realizó en la murciana Sierra de Espuña, repoblándola y creando caminos. Fue Presidente en Real Sociedad Española de Historia Natural, fundador de la Sociedad de Amigos del Árbol, y director de España Forestal, además de fundador de la Sociedad Española para la propagación del esperanto.
    Nació en Cartagena el 6 de junio de 1846.

    Don Libra (en trance de abandonar el cuaderno pero a usted no, Chiqui, porque usted es espíritu libre del que nadie se puede apropiar para luego abandonar)

    ResponderEliminar
  5. Hablando de lápidas que anda usted por estos sus poemas ...
    ¡Ánimo!, y que se le "vayan también de fiesta los brazos y las piernas",

    Pastoral de Chile
    XI

    Que griten, que se emborrachen, que se vuelen de júbilo
    que silben de alegría todos los habitantes de Chile
    como corderos saltando en el pasto
    como fuegos artificiales
    Que enloquezca de tanto reirse cuanto sea que ahora
    viva
    los desiertos del corazón y las nieves del alma
    la soledad que canta
    y en la dichosa asciendan juntos sentimientos y paisajes
    glaciares de la Antártica y glaciares de la mente
    piedras de Chile y corazones de piedra
    Que la luz nos derrita los ojos y se nos quemen las manos
    sólo porque estamos contentos
    y que por eso se nos empañen las pupilas
    y se nos vayan de fiesta los brazos y las piernas
    Porque lo que moría renació y lo vivo vivió dos veces
    Porque volvió a brotar el amor que nos teníamos
    y ahora caminas libre por las calles
    tú que estabas cautiva.

    Raúl Zurita



    D.L.

    ResponderEliminar
  6. Don Libra, ya sospechaba que usted también es poeta. A los lectores debo parecerles una descarada; buscando piropos por aquí...que no tengo arreglo, vaya. En persona soy muy tímida y no le habría dejado que me dijera tal cosa.
    Sabe que soy medio Murciana? viví allí y veraneé en el Mar Menor durante años. Interesante lo de Codorniu, nunca lo habria relacionado con esas tierras.

    ResponderEliminar
  7. En el retiro he estado yo este finde(me parece que esta palabra todavía no está en la RAE, pero ya la pondrán), hacen actividades "goticulturales".Sin duda el parque del Retiro está entre mis lugares preferidos de Madrid.

    Profe , actualiza usted tanto este cuaderno virtual que no me da tiempo de leer la entrada anterior cuando ya ha publicado una nueva.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo que me llamas profe: tienes razón, van demasiado cosas, pero es que en las estadísticas que me envia GOOGLE he visto que la gente lo mismo entra en una cosa que en otra, es decir, que por lo visto funciona a niveles muy distintos de lectores... y están llegando a cinco mil los que se han asomado durante el último mes; casi siempre ya con unas 150 consultas diarias en las que no distingo bien lo que NO se quiere. Lo que más leen, sorprendentemente para mí, son las poesías... bueno, y las páginas etiquetadas como eróticas. Iré más lento...

    ResponderEliminar