Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 4 de octubre de 2010

Sobre la arena roja de las playas...


Palermo


Sobre la arena roja de las playas
el mar que vuelve azul, el mar que lleva
serenidad y gracia hacia las ruinas,
rutina de murmullo hacia las piedras,

que la historia remota de estos pueblos
con artifició grabó y con belleza,
ruinas que son vestigio de su esfuerzo
donde los niños sin saberlo juegan,

y que el tiempo adornó con brotes verdes
de las semillas que escondió la tierra.
El mar y el Etna, el horizonte abierto,
y un nuevo pasajero que lo piensa.

Eso es al fin lo que la historia dice.
Eso va a ser lo que al final nos queda.

Palermo, 4 de octubre 2010



2 comentarios:

  1. Excelente poema, Pablo, como siempre. Aunque creo que hay una errata en el sexto verso, ¿no?

    Mira que he estado en Milán y he intentado escribir un soneto, pero me salían rimas en -ato (de "gelato") y en -eto; quedaba demasiado ridículo. Estoy muy oxidado.

    ResponderEliminar
  2. Ésa es la fontana della vergogna de la que un día te hablé, la que las monjas del claustro del fondo retocaron una noche armadas de martillo y cincel. No quedo una estatua con genitales y ahora las monjas no sufren alteración alguna de la sangre

    ResponderEliminar