Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 22 de febrero de 2011

Jardines de Lope

camedros

Rafael Osuna señaló la riqueza de "bodegones literarios" en la literatura clásica española, en un hermoso artículo de Thesaurus, del BICC, en 1968, que ahora cuelga de la red.
Traigo uno de esos bodegones –no pudo Osuna citar todos, claro– de Jerusalén Conquistada  (Libro XVII, reprodzco la ed. de Sancha).
 

napel






Lo mejor, ahora, es que podemos no solo anotar la definición léxica, sino encontrar e ilustrar con su imagen. Los nombres, en efecto, ocasionaron bastantes quebraderos de cabeza –particularmente los "minosoles"– a los lexicógrafos   (V. BRAE, 28 [1948]; Isaías Lerner lo anota como arcaísmo léxico del español de América). Hay que insistir  en que muchas veces el buen Lope utilizaba, al igual que Polianteas, repertorios de botánica de la época; aunque era un  fino conocedor de plantas y flores. De hecho en esta sencilla entrada al bodegón hemos ilustrado  algunas de las denominacioneds más difíciles, como camedros, napeles y balsaminas. A veces se trata de pequeñas deformaciones fonéticas que indican el uso de Lope de repertorios latinos, así por ejemplo, la "altamisa" o "artemisa", el abrótano pareja de la santolina. Y el "penses" será sencillamiente nuestro actual "pensamientos". En otros casos la búsqueda léxica ha de seguir otros caminos –quizá vía Font Quer–, como el de la última ilustración, que indica  que las balsaminas son una variedad de las "alegrías", aunque en otros lugares se aluda a una variedad de "camelias".
En todo caso, nada que envidar los bodegones de Lope a los de Juan Van der Hamen.


3 comentarios:

  1. Wow, que ignorancia la mía. Sería fantástico tener esa lista con una foto de cada una. me imagino que algunas de esa especies habrán desaparecido o permutado, no? A usted, que tan bien se le dan las flores, podría hacer un catálogo de este poema.

    ResponderEliminar
  2. Tanto Lope como Van der Hamen sacaron provecho económico de un género popular (comedia nueva y bodegones, respectivamente). Tienen carreras más o menos paralelas.
    Lope cuidó hasta el ultimísimo día su querido huerto. La reconstrucción que han hecho en su casa a partir de los textos está bastante bien. E incluso hacen ciclos de cine en verano en el propio patio.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. philoblogia, gracias por el dato y enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar