Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 19 de septiembre de 2010

Romances noticieros: "Esto parece que vuela..."


Esto parece que vuela
camino de alguna parte,
y se me ha sentado –vaya–
una chinita delante.
Le digo cuánto le quiero
en español elegante;
al “sorry” no le contesto,
como que miro a otra parte.
Al rato se lo repito
con voz dulce y gesto grave;
está claro de qué va
este susurro constante.
Me mira como asustada,

yo me hago el que nada sabe,
maniobro para que siga
tranquila pero expectante.
Al rato, ya más serena,
–Que te amo como a nadie antes,
le digo como quien dice
que va a llover esta tarde.
Con los ojos me contesta
que ni se entera ni sabe;
sonrío con suficiencia
y prosigo en declararme:

Si tú supieras, chinita,
si tú supieras romance,
sabrías que mis palabras
tendrían que encandilarte;
que vino el amor sabrías,
que lo tienes de tu parte;
por qué me ocupan tus ojos
el lugar donde mirarte,
por qué la luz te rodea
oscura, canela, suave,
que  voy a llevarte a sueños
donde pueda acariciarte,
cerrar tus párpados finos
cuando empiece a desnudarte,
chinita de ojos rasgados,
que sabes a bienmesabes…


Ha venido la azafata
y he tenido que callarme.
Se ha dormido mi chinita.
Este vuelo va a matarme.

7 comentarios:

  1. y hablando de noticias... ¿vendrás mañana con buenas nuevas a la BNE?

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, mañana y tarde. Y además, quisiera añadir una página confirmando que todo se pone en marcha. Allí te espero.

    ResponderEliminar
  3. En viajes largos lo mejor es dormir o hacerse la dormida...muy lista la chinita!

    ResponderEliminar
  4. No se preocupe porque no le hagan caso, se ve que es cosa común en poetas; eso da pie a bellos romances (el suyo y poemas (Baudelaire) que disfrutamos los lectores:

    Te adoro igual que a la bóveda nocturna...

    Te adoro igual que a la bóveda nocturna,
    ¡oh vaso de tristeza, oh mi gran taciturna!
    Y te amo tanto más, bella, cuanto más me huyes;
    y cuanto más me parece, ¡oh lujo de mis noches!
    que con más ironía amontonas las leguas
    que separan mis brazos de la inmensidad azul.

    Me dispongo al ataque y acometo el asalto
    como tras a un cadáver un coro de gusanos,
    y amo tiernamente, ¡oh fiera implacable y cruel!
    Hasta esa frialdad que te vuelve aún más bella.
    Baudelaire

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Baudelaire. Estamos en buena compania!

    ResponderEliminar
  6. Realmente, es bonito el romance. A la porra con la chinita si no se entero!

    Me trague los acentos...

    ResponderEliminar