Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 14 de septiembre de 2010

Libros y manuscritos antiguos en Lame Duck Books

Nos hemos encontrado hoy, Christopher Maurer y yo, en la librería LAME DUCK BOOKS, “used and rare BOOKS, manuscripts, photographs, ART and related materials”, de Cambridge (Harvard), con su dueño y librero para ver material de interés, más ahora que ha entrado en zona de “closing sale”.




Poco tiempo es el que hemos podido disfrutar de la amabilidad de Juan, el librero, que hasta nos hizo de pedestal para ese poema inédito de Guillén; pero en ese poco tiempo hemos tomado nota por encima de la riquísima colección de manuscritos y afines, casi todos de literatura moderna: Borges, Guillén, Salinas, Huidobro, Lezama Lima, Molinari,  Alberti, Macedonio Fernández, Gómez de la Serna, Juan Ramón Jiménez, Valle Inclán... con colecciones enteras de tipo documental de Cortázar, por ejemplo. 

Quizá el conjunto más impresionante es el de Borges, del que debe tener unos cincuenta autógrafos –sin contar las muchas ediciones propias y ajenas, anotadas de su puño y letra; las fotografías y otro material–. Abundaban los impresos y primeras ediciones de buena parte de los novelistas hispanoamericanos, a veces dedicadas a veces con anotaciones (Onetti, Ciro Alegría, García Márquez...) Y eso por no citar cuadros, grabados, fotos... Con amable generosidad me ha dado permiso para fotografiar y difundir –informalmente, como hago– lo que quisiera en este blog; desde el que remito a su catálogo, donde de manera más profesional se podrán ver otras joyas de este librero.Está en venta todo, como dice la tarjeta publicitaria, porque se va de Cambridge. Es quizá una buena oportunidad para que Patrimonio sondee la variedad de tesoros y tesorillos de nuestra historia literaria que aquí hay y los adquiera para alguna institución. Bien sé lo de la crisis y que no debería hacer el comentario que sigue, pero quizá con el precio de un par de tanques se podria adquirir lo mejor de este fondo.

E.E. Cummings
Siguió la tarde, como parece natural, en el café Pamplona, cuya historia –evocación de Amado Alonso– me recordó Reyes Coll-Tellechea, con quien estuve hablando, naturalmente que sobre todo del Lazarillo y de López de Velasco. Una tormenta terminó vaciando la terraza del Pamplona.




Levi-Strauss
Aun tuve tiempo de ir a la Widener, no sé si como despedida sentimental o para recopilar los últimos datos de varios trabajos en marcha. Allí me pilló la noche que, con la lluvia caída, impregnaba el campus de humedad tibia. Con mi colega Christopher Maurer volvimos a casa. Y la cena se prolongó con evocaciones informales, en las que Estrella –la compañera de Christopher– llevó la voz cantante.

3 comentarios:

  1. ¡Qué generosidad la tuya, proporcionar tantos y tan importantes datos solo por el gusto de hacerlo! Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Voz cantante? Pues ni me di cuenta...Oye, el de la camiseta naranja no es cristopher, eh?

    ResponderEliminar