Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

viernes, 24 de septiembre de 2010

Manuel Villena y Zapa en Malasaña



Estuve ayer por la noche en el concierto de Manuel Villena y Zapa, en un simpático lugar de la C/ Minas ("Picnic"), que se llenó de gente joven –a todas luces yo era el único "senior"–. El barrio, la calle, el lugar... ofrecían ese agradable ambiente de recuperados para la vida de los madrileños. Creo, por lo demás, que al número 23 de la calle del Pez se han trasladado los ocupas que durante tanto tiempo estuvieron en el patio Maravillas, uno de los lugares más encantadores de Malasaña y andurriales. 

No pude ir ya a la salida, porque el día venía envenenado desde por la mañana por las turbulencias de la universidad, el departamento, y demás miserias, que me dejaron en el umbral de la noche agotado: me di un paseo hasta Cibeles –por cierto, calles algo turbias de vez en cuando, no aptas para menores–, canturreando las canciones de Manuel Villena y Zapa, las más suyas, otras conocidas, de Chavela Vargas, en el caso de Zapa, Bob Dylan es el referente, incluso en el montaje, con armónica ajustada -–sobre la que hace piruetas– mientras toca la guitarra y se agita de modo muy peculiar. Zapa, de raíces gallegas, me dijo, de La Coruña, canta en inglés (lleva año y medio en la meca musical de Londres). Las canciones que cantaron formando duo me parecieron las mejores, y no porque entre ellas hubiera una con letra mía, de verdad: son dos voces que armonizan muy bien, la de Manuel Villena algo más grave, y ambos saben estar en el escenario con serenidad y simpatía.
Hay una enorme cantidad de vida interna en el viejo Madrid.



2 comentarios:

  1. Bueno, y no te llevaste una grabadora al concierto? Yo esperaba música. Por lo menos nos podrías poner el poema tuyo al que le ha puesto música. El que yo conozco no está cantado en dúo.

    ResponderEliminar
  2. Pablo, ¿se te olvidó pedirle maqueta a Manuel? ¿Se le olvidó a Manuel darte una? Si no la tienes te la consigo.

    Saludos, Chiqui, ¡que me saludaste hace un par de post y lo acabo de ver!

    ResponderEliminar