Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 29 de septiembre de 2011

Índices de "China destruida y otras flautas". Geografía

Como en el caso de índices anteriores, recogerá el nuevo, sobre Geografía, cuarenta poesías, filtradas y corregidas, en forma de índice, a las que se podrá llegar con solo pinchar en el enlace. Y también como en los casos anteriores, doy ahora el ejemplo de las dos primeras composiciones, que aquí debajo van castigadas y enmendadas y que en el lugar de enlace permanecen en su versión primitiva, aunque en el momento de dar el índice completo serán sustituidas todas las versiones viejas y eliminadas definitivamente algunas otras.


1.  Ciudades y ciudades y ciudades

ciudades y ciudades y ciudades;
ya no consiguen atrapar los ojos
tantos colores, ni grabar estampas
que se recuerden cuando al fin volvemos;

la huella solo queda recogida
de lo que se prendió de otra manera
y con palabras se fraguó despacio,
lo que el tiempo no sabe maltratar.

Y entonces es cuando lo que termina
permanece aleteando en la memoria
y sortea la mugre del olvido
resistiéndose a ser arrinconado,

como si la semilla de la vida
tan solo germinara en los secretos.



2. Los viajes

Los viajes son para pensar, cambiando
las circunstancias, las personas, todo,
huyendo un poco de nosotros mismos
mientras se quedan quietas nuestras cosas

algo tristonas por si no volvemos;
se vuelve, sí, se vuelve casi siempre
a recoger lo que quedó olvidado
y no sentir el desamparo cuando

haya que descansar y cobrar fuerzas
para seguir en el lugar de siempre
o para preparar otras huidas
a algún rincón que en realidad no existe

donde podremos descansar tranquilos
sin inventarnos nuevas aventuras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario