Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 13 de septiembre de 2011

Paseos por Madrid (Alcalá esquina Marqués de Cubas)


Una esquina muy especial del Madrid actual es la que, en el metro de Banco, forman el Círculo de Bellas Artes, con la librería y el teatro debajo, frente a la nueva ubicación de la librería Blanquerna, la estupenda librería catalana (antes estaba en la calle Serrano, cerca de la Puerta de Alcalá), en un lugar desde donde se mira –en la acera de enfrente– la también nueva ubicación del Instituto Cervantes, sede central que fue del Banco de Bilbao y, un poquito más arriba, con su facha rosada, la parroquia de san José, la vieja parroquia de san Hermenegildo, reflejada en el cuadro de Antonio López.
La historia de esos lugares es tan rica que no se puede contar fácilmente. La calle Marqués de Cubas, que emboca allí a la de Alcalá, sube hasta el Congreso y cada edificio mantiene un recuerdo. La acera de enfrente de la calle Alcalá ha visto pasar toda nuestra historia y otras muchas cosas (allí estaba el teatro Apolo, por ejemplo).
Antes de reiniciar las entradas sobre el Madrid histórico he querido otear desde esta esquina en lo que se ha convertido el Madrid histórico, que reproduzco, como siempre, a través del Texeira. Quien quiera puede hacerlo subiendo a la azotea del círculo de Bellas Artes (dos euros), merece la pena.
Las ilustraciones que he recogido son de dos de los lugares mencionados: la terraza del Círculo de Bellas Artes y la librería Blaquerna. La tercera muestra la facha del café Gijón, el viejo café literario, milagrosamente vivo y acogedor todavía, cuando uno se dirige desde esa esquina, por Recoletos, hacia la Biblioteca Nacional. Mis lectores hispanoamericanos, que ya son muchos, me lo han  preguntado: se puede comer barato y muy bien el "menú" diario arriba (11 euros), del que no conviene salirse ni para pedir café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario