Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 26 de junio de 2010

Lazarillo (12): Corpus documental (primera entrega)

  Tiziano:Aretino       Esta entrada al cuaderno de pantalla va a resultar excesivamente erudita; pero quisiera poner al alcance del interesado el corpus documental que he venido manejando en los alrededores del Lazarillo, de manera que se la puede saltar el que quiera otro tipo de cosas; pero que lo pueda tener en cuenta dirigido y filtrado, el que siga trabajando sobre DHM, el Lazarillo y sus circunstancias. La información que sigue se ha acumulado para redactar el artículo "Sin que de mi nombre quede otra memoria..." (en el número cero de la nueva revista Manuscrtcao).
          En resumidas cuentas de lo que se trata es de realizar un itinerario de investigación documental por lugares por los que no se ha tansitado más que precariamente y en donde se encuentra toda la documentación pertinente para levantar el edificio histórico solidamente.
         Dice Agustín Redondo: “…lo extraño del caso es que la  obrita no figura en ninguno de los índices parciales que se establecieron antes del año 1559. Hemos revisado cuidadosamente la correspondencia intercambiada entre el Consejo de la Inquisición y los inquisidores de distrito entre 1554 y 1559 —está en el Archivo Histórico Nacional— y no hemos encontrado ninguna alusión a tal prohibición…” (Redondo, art. de 1998, p. 138). En efecto, allí no se encuentra lo más importante. El corpus documental más importante al respecto es el que recoge la correspondencia y apuntes particulares de los círculos mentados, que no he podido terminar de explorar y que está formado por las siguientes series documentales: Archivo del Palacio Real, documentación proveniente del traslado de papeles a Simancas; Archivo biblioteca Zabálburu, 246 documentos de Altamira (148, GD1) de entre 1564-1591; Id., 270 documentos de Altamira (142, GD, 1) de entre 1577-1587. Id., los 145 documentos de Altamira (132, GD, 1) de entre 1580-1598. Id., los 220 documentos de entre 1592-1598 (Altamira, 134, GD, 1). Id., los 304 documentos de entre 1581-1598 de Altamira (GD, 1). Id., los 174 documentos de entre 1498-1598 de Altamira (156, GF, 3). Los 271 documentos de entre 1569-1594 de Altamira (141, GD, 1). Los 165 documentos de entre 1572-1578 de Altamira (74, GD, 2). Algunos documentos importantes sobre López de Velasco he extraído de Altamira (159, D, 107), que contiene su recomendación para que Felipe II encargue una historia de su reinado. Altamira (74, GD, 2) minutas intercambiadas entre Zurita y Antonio Pérez, entre otros personajes. Alguna curiosidad que todavía no me he explicado, como la condena de algunos ministros del Consejo de Hacienda, entre ellos JLV, en fecha temprana (Altamira, 245, D, 6)… Es abundante y especialmente valiosa la documentación sobre libros y la biblioteca laurentiana, que he utilizado en Altamira (177, GD, 1); he utilizado la correspondencia entre Mateo Vázquez y Felipe II (246 documentos de entre 1564 y 1591; en Altamira, 148, GD1); o la de Juan de Zúñiga con el secretario Gabriel de Zayas, entre 1568-1585, 29 documentos (Altamira, 77, GD, 1); así como los 84 documentos de entre 1578 y 1595 (Altamira 150, GD, 1), que recogen minutos y  notas enviados a Mateo Vázquez. Particularmente rica y de difícil lectura es el corpus documental con intervención directa de Felipe II, que se encuentra en los 220 documentos de entre 1592-98 (Altamira, 134, GF, 1); y los 192 documentos de entre 1555-1577 (Altamira, 128, GD, 1), de donde he extraído, por ejemplo, la hermosa carta de don Diego cuando aun no había caído en desgracia y formaba parte del Consejo de Estado (sirve de ilustración a esta entrada). En fin, todo ello sin recensionar las colecciones del AGI (Archivo General de Indias), del AHN (Archivo Histórico Nacional) y AGS (Archivo General de Simancas) que, obviamente y por su paulatino proceso de digitalización, han resultado parcialmente más asequibles., al menos hasta que se termine de catalogar el fondo de la casa de Osuna (en la sede de Toledo del AIN). 
Quedan, como es obvio, bastantes tareas, algunas muy generales, como la de recorrer estos centros documentales creando hilos de investigación (personal, por temas, por años, etc.); otras tan complicadas como atractivas, tal la de recoger el ingente juego de autógrafos de Felipe II disponiendo y comentando todo. A efectos del Lazarillo, por lo demás, algunos documentos resultan de importancia extrema, así (Altamira, 132, GD 1) el largísimo informe que dirige a don Diego de Espinosa, Presidente del Consejo Real e Inquisidor Mayor de España, en 1567, el primero de setiembre, el doctor Hermosilla, desde Roma (f. 106, de Altamira, 132, D 1), su “menor capellán y criado”, en donde se trata concienzudamente de bulas, clérigos, inquisición…
Mucha tarea. Poco a poco.

3 comentarios:

  1. Tremendo botin, presenta VM!.
    Reyes

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el aviso pero está muy bien esta entrada erudita: aunque no soy interesada, sí es un tema interesante y, así bien explicado, poco a poco, podemos seguirlo los demás y conocer noticias y avances.
    Es lo bueno de su empresa en Internet: la variedad (escritos de opinión, eruditos, textos en prosa, en verso, en broma ...). Es muy amable por dedicar su tiempo a tanto trabajo para que se pueda acceder con comodidad a todo ello. Como no me daría tiempo ni podría acudir a ningún curso de este tipo de estudios, los lectores de sus páginas podemos leer de cuando en cuando lo que escribe y usted nos va instruyendo.
    ¡Y encima nos deja comentar y opinar!

    ResponderEliminar