Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 22 de junio de 2010

[CHOPIN, OTRA VEZ MÁS SUS NOCTURNOS]





Arrastrando los pies por el pasillo
de la casa, cegato, sordo, inútil,
uno más de esos viejos achacosos
que viven solitarios en su piso

con la radio constantemente puesta
esperando su viaje sin retorno
o la llamada familiar de alguien
que le confiesa cuánto le recuerda

y le encarece que tenga cuidado
con el gas, con salir desabrigado
y con abrir a los desconocidos.

Un hilillo de vida cada tarde
desaparece por el horizonte
mientras suenan nocturnos de chopin
todavía…

2 comentarios:

  1. Ay!Ese podria ser mi futuro...

    Escribo desde un teclado ingles...perdon por los acectos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya ... dudo que por su energía, inspiración y ganas de trabajar vaya a ser un inútil. Lo de cegato y sordo puede ser pero ya menos, la ciencia avanza, ¡debemos tener confianza!.
    Lo que nunca se para es la mente (y la mala leche, que además con la edad aumenta tantísimo) y el corazón; es lo que realmente da impulso y, parece, por sus páginas de aquí, que de ello tiene demasiado. El resto no hace tanta falta (vea cómo se manejan miles de minusválidos).
    El peligro es que mucha mente anula el corazón y se cae en la depresión.
    La mala leche da verdadera energía y se va zampando a la gente del entorno. Cuidado.

    En cuanto a lo de quedarse solo en un piso ... pues ¡menuda suerte!. Según está el panorama de crisis y de vivienda es una gran fortuna poder tener unos cuantos metros cuadrados para uno solo. Qué libertad más buena para tener manías. Qué gusto. A una amiga que pedía ayuda para vivienda en la CAM le dijeron que tenía que estar casada (así devolvían el dinero los dos) porque, "¡vaya un lujo para ella sola tener el piso de 29 m2!".
    Pues ... que se enfrasque en los nocturnos suavemente.

    ResponderEliminar