Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 17 de diciembre de 2012

Los libros de la Mazarine (París)


La lista de libros y manuscritos que tenía que ver en La Mazarine era relativamente corta, pues incluía una princeps del Para todos, de Montalbán (de 1633, el 11073), que necesito ver para rematar una edición del Libro de todas las cosas y otras muchas más, de Quevedo. Una princeps de La hora de todos y otra de la Política de Dios (1626, el 49105), ambas de Quevedo también. Otra princeps del Guzmán de Alfarache (de la primera parte,  de 1599; 11110C); varios almanaques y calendarios.... Y con eso y una Historia trágica.... de Juan Pablo Mártir Rizo (53289) me hubiera dado por contento, ya que el fondo hispánico lo conozco –he estado varias veces trabajando en esta espléndida biblioteca–, ahora también a traves del catálogo de Odette Bresson. Aconsejo a los colegas e investigadores que no la conozcan que se den un garbeo por ella.

Parque de Luxembourg, el sábado 15 de diciembre
Librerías de manuscritos en la Rue Jacob



                              Sin embargo, pronto me di cuenta de que iba a traicionar –ampliamente– mis deberes de ratón de biblioteca con un París invernal, vivo como siempre, pero de rostro no siempre conocido. De hecho al salir de la Rue de la Seine en su confluencia por la Mazarine y pasar por el arco que da al río, frente a la fachada del Palacio, uno se encuentra con el puente peatonal que los enamorados cruzan, en donde dejan un candado –las autoridades habrán de prohibirlo, ya no caben mas–, y con el propio río que discurre ahora sin el acompañamiento de árboles, agua, luz y piedra nada más, en metáfora impresionista que anuncia una visita al Quai d'Orsay, al gran museo del impresionismo, algo más allá, orillas del Sena también.


Para no entregar todo el tiempo a la evidente belleza invernal de un París lluvioso y gris, también me he parado a recopilar lugares que comercian con manuscritos, aunque de los más, y también del museo de manuscritos de Saint Germain he dado cuenta en el blog.

Biblioteca Mazarine, a la caída de la tarde, el viernes 14 de diciembre

La imagen que puede servir de transición ha de ser necesariamente la del cuadro de Caillebotte (1877) de una calle de París un día de lluvia, que está es ese museo, y en donde hasta el adoquinado húmedo y brillante es el mismo que el de estos días.
Sin embargo, prefiero acabar con una imagen real y no histórica o artística, la de los árboles de Port Royal, podados a la francesa, en alineaciones perfectas, totalmente desnudos, dejando pasar la luz.




1 comentario:

  1. Te leeré la entrada en otro momento.
    Esta es mi nueva dirección del blog,
    http://elviajeinacabadodeohma.blogspot.com.es/
    Bicos.

    ResponderEliminar