Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 21 de julio de 2010

Parece ser. De "China destruida".

Parece ser que aunque mucho pensemos
determinadas fronteras no llegan
nunca a vencerse y provocan entonces
el estupor, la tristeza, el vacío,

la sensación de una empresa imposible
para las fuerzas de un hombre sencillo
cuya ocurrencia y error no fue sino
la de ponerse a pensar qué narices

le está impidiendo entender lo inmediato,
algo tan simple, tangible, tan fácil
como es su vida, su propia existencia,

una mañana cualquiera de agosto,
mientras se afeita, y se ve en el espejo
con las arrugas del tiempo en su cara.




6 comentarios:

  1. Qué narices! Deja de publicar a todas horas o te borro de mi lista.
    Tus sonetos: disonantes y perplejos me divierten y me enfadan. Qué tienes arrugas dices? pues vale dios que, a tu edad, no es nada!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo que no te veo es sencillo, mira tú... Lo demás, cuestión de querer ver o no querer ver y podemos no querer ver o querer ver para creer que realmente se puede entender la propia vida.

    ResponderEliminar
  3. Chiquie, no siempre el protagonista del poema es el autor: ten en cuenta que Agatha Crhistie no era una aesina... de esa manera se justifican muchas cosas, ¿no? Además, no está bien que se sepa quiénes son los protagonistas de las poesías, para que cualuqier lector abra los versos a otras circunstancias.
    En este caso, perdóname la pedantería, el soneto va intencionadamente después de la entrada sobre el verso libre, pues es un soneto rigurosamente ejecutado en una forma muy peculiar y poco frecuente, aunque no se note, que es lo que he intentado, que no se note más aque si se lee em voz alta y algo entonada.
    No me borrres de tu lista; te considero ya lectora fiel.

    ResponderEliminar
  4. Y por qué se les conoce a los poetas por sus versos? (Quevedo, Lope, Pessoa, Whitman… J.RJ!). La prosa -la ficción - es otra cosa.

    Profe, lo de que "no siempre el protagonista del poema (novela?) es el autor" lo aprendí en Kindergarten y ya hace años de eso.

    En cambio, va a tener usted que acostumbrarse a mi sentido del humor si voy a seguir siendo su fiel lectora. Y no espere que le ponga una de esas pegatinas sonrientes - que detesto - después de cada ironía.

    ResponderEliminar
  5. Son las pegatinas sonrientes como las risas enlatadas de los programas de televisión, un signo de carencia, empujar y suplir la incapacidad del lector, al que se le señala docentemente por donde han de ir sus risas y sus llantos. Cómo te agradezco que me dejes lágrimas y diversiones a mi sabor, Chiqui.

    ResponderEliminar
  6. Jo, de este comentario ultimo tambien podrias haber sacado un soneto! Muy bueno.

    ResponderEliminar