Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 22 de julio de 2010

De la sección "No se deben escribir", de CHINA DESTRUIDA





China destruida tiene tres secciones censuradas, de una de ellas, la de los "modos de...", ya publiqué una poesía inocente, la de los modos de hacer empanadillas; de la sección más procaz, allá se andará, pues no difundí nada; de esta tercera, "No se deben escribir", probablemente enristre todos, una vez que con una comentarista del cuaderno hemos establecido que el protagonista puede no ser el autor, y que la literatura abre la posibilidad a la mentira, el escorzo, el sueño, el cachondeo... que es, como los espacios artísticos, todavía, un sitio donde se puede llegar a ser libre; y que de lo que se trata a veces es de intentar seguir siéndolo, sobre todo de imaginar, porque la imaginación también es parte de la vida, probablemente de las más nobles.
Niños que entran en el agua en la playa de la Malvarrosa (Valencia), esta primavera, la foto que encabeza; lugar en donde también tomé la foto del castillo, que cierra, aunque ese castillo no lo hicimos nosotros, sino un emigrante, que así pedía ayuda.
Un chaval hace castillos de arena en la playa de Pantín (La Coruña), en las otras dos ilustraciones.



Ha llegado el momento de doblar
la esquina, recoger la casa. Cerca
andarán los lugares sin memoria;
no tardará la travesía mucho.

No hace falta hacer nada, todo está
previsto por el viejo dios del tiempo.
No se puede por menos que mirar
el tesorillo del pasado, sin

demasiado entusiasmo, la verdad.
Mañana iré a la playa, veré el mar,
jugaré con mi hijo a hacer castillos
y hablaremos de cosas muy sencillas.

Después de tantos gestos sin sentido,
estar y ser y mientras. Nada más.


 

5 comentarios:

  1. Buenos consejos. En mi blog - con casi 300 entradas - están más que establecidos. Por cierto, Don Pablo, si no entra usted al mío y deja un comentario de vez en cuando, voy a cortar con mi generosidad.

    "quid pro quo"

    Espero que su lectores 'entiendan' mi desfachatez!

    ResponderEliminar
  2. leo asiduamente tu blog, en realidad leo asiduamente cuatro o cinco que derivan del tuyo... Eso sí, soy más retraído, quizá, y tengo en poco lo que pueda opinar de tu universo humano, social y cultural, que es muy rico.
    Pero cometeré más opiniones, y sin seudónimo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Pablo.
    Yo no entro con seudónimo. Si pinchas en ‘chiqui’ te llevará a mi blog (el blog de Estrella) Chiqui es el nombre de familia y el de mi perro; también el de mi primer blog y el nombre que usaba en el 2006 para comentar en un par de blogs de El Boomerang. Mis lectores me conocen bastante bien. Dejo aquí dos enlaces que te informarán de más de lo que quieres saber.

    http://www.bloggingchiqui.blogspot.com/

    Mi página Web www.byestrella.com

    ResponderEliminar
  4. Ahora veo que no he cumplido, y que he comentado con seudónimo, después de haber leído el último tuyo, el que iba sobre pingüinos, con lo que ya sabes cómo me llamo

    ResponderEliminar
  5. Tú eres el pingüino despistado? Ni me lo imaginaba. Creía que era Miguel, un antiguo amigo del blog que es muy bromista y está acostumbrado a mis puyas. Quédate con el seudónimo que es encantador.

    ResponderEliminar