Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 13 de diciembre de 2011

Poesías de Sergio (García García ) y Víctor ( Sierra Matute) en el Bukowsi Club, de Madrid

Sergio y Víctor leerán poesía –y será por tanto un acto de creación, en el que podremos participar todos; yo desde luego pienso hacerlo, por eso de la autoridad (¿...?) que al parecer tengo, porque les discuto asuntos de métrica. El Bukowski club está en la C/ San Vicente Ferrer 25, que creo que es una calle que todo el mundo conoce en Madrid.
Por lo de la autoridad de antes; hace unos días Víctor y yo nos emplazamos a un soneto sáfico y, porque estamos en tiempos modernos, supuse que sin rima ni otras alharacas. Seguramente él recitará el suyo; el mío va aquí:


Soneto de ritmo disputado, a Víctor


Donde se fragua el pensamiento dicen
que no es posible conservar ya todo
lo que almacenan, que no puede ser
que descarguen más material los ojos;

las galerías machadianas llenas,
que falta espacio, que no hay decoro
y las escenas familiares sobre
viven a duras penas con las pornos.

El almacen humano se complica
si por ahí vas aceptando todo;
yo me lo llevo y ya veremos qué,
y si se termina, ya veremos cómo.

El arco de la vida se ha tensado
estallará algún día, cerca, pronto.

Me ha parecido ilustrar esta entrada con la iglesia de San Julián en Burdeos, de donde acabo de venir, porque ese lugar –sagrado en sus orígenes– se ha convertido en cine y, como bien se ve, en terraza de cafetería su atrio. Cambian las cosas. La invasión de lugares sagrados, primero por bares y cines, y luego por azares poéticos, es imparable.

1 comentario:

  1. Gracias, Pablo. Allí estaremos, disfrutando de la noche entre poema y poema.

    ResponderEliminar