Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

viernes, 27 de diciembre de 2013

De la vida en los supermercados (Crónicas)

I

He elegido el champú con ilusión,
la elegante etiqueta de aquel frasco
decía claramente gel de baño
sensüal con canela y con te rojo;

de manera que dentro de la ducha
me he embadurnado cuidadosamente,
ojo avizor por si experimentaba
algún apetitoso subidón,

con la imaginación dispuesta a todo
y alguna oscura concesión al paso
del jabón y las manos por la piel....
sin observar ningún reflejo grato.

Una mentira más –pensé frustrado–
de mercachifles y supermercados.



II 
La operación consiste en aumentar
el precio de un producto a casi el doble
y hacer la oferta que se anuncia como
el segundo a mitad de precio. Así,

lo que valía cien va a ciento ochenta
y el segundo se ofrece a la mitad,
es decir a setenta y nueve céntimos;
de ese modo el que pica paga el zumo

a más de ciento diez, mucho más caro
del precio que tenía sin la oferta.
El cambalache mercantil se aplica
a aceites leches zumos frutas vinos....

Y el ingeniero mercantil, tan pancho,
porque están permitidas las estafas.


3 comentarios:

  1. Crónica amena de la sociedad consumista y estafada, ¡vaya geles raros!, aunque la canela es un gusto de especia para todo, sobre todo con las lentejas.
    Como en el cine está empezando a ocurrir lo contrario, el día de descuento a ver si aprovecha y va a ver "La gran belleza", magnífica y estupenda en todo; espero que no se la pierda.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, anónimo. También por el consejo. Y ya he visto la gran belleza, lamentablemente no era día de descuento. Roma, muy peculiar.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja lo que inventan para vender y caro!!
    Es que el sexo siempre entra por lo los ojos, Pablo. Bueno, es al menos el primer paso...
    Qué gracia me has hecho, jaja.
    El próximo invento que sea gel de coco-nudos, :)
    Bicos.

    ResponderEliminar