Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

viernes, 8 de noviembre de 2013

Amantes sin posibles

Como somos amantes sin posibles
busquemos un lugar para los besos:
te propongo el despacho del decano
en el recodo que protege un hueco;

cuando vayamos a firmar protestas
–porque siempre se viste de marengo
porque lleva corbata con lentejas
porque resulta triste– nos daremos

un largo beso de los que se agarran
tan rico tan profundo y tan adentro
que deje libres que las manos vayan
por donde más les guste de paseo;

y luego en la antesala del despacho,
¿para qué crees que hay un sofá allí puesto?


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario