Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 10 de junio de 2015

El camino despoja al caminante

han dejado de ser ya tantas cosas
el camino despoja al caminante
que se lleva el vacío de recuerdos
cuando asciende al monte de los mares

se perdio aquella ruta donde estuvo
senderos  del azar ya solo sabe
detrás de los que cruzan cuando pasan
sombras quedan     estelas de la imagen

tantas veces y tantas me contaron
no quiere averiguar lo que ya sabe
en versos de Machado fue canción
que al andar     los caminos nuevos     se abren

veredas de horizontes tan lejanos
que dora la dulzura de la tarde


A causa de esta doble vida que llevo (facebook y el blog, aparte de las secretas), he vuelto a esta entrada, para aderezarla con imágenes de Florencia –caminos y estatuas, con el dorado de la tarde en alguna fachada. Van todas seguidas, pero comienzan con un concertino de flautas y sigue luego el vate, mal enfocado. Los lugares de Florencia son muy conocidos; las estatuas, menos.

 










No hay comentarios:

Publicar un comentario