Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 19 de julio de 2014

Campanas de Venecia


Una glicinia que remonta el muro
y una campana que distante suena,
la tarde que se va y alarga sombras
y estos versos de amor que no te llegan;

y no te llegan porque nunca existes,
eres tan solo lo que el verso intenta,
el esfuerzo para llevarte al lado;
no existe nada que no sea tu ausencia;

me voy contigo a donde me acompañas
solo en los versos estuviste cerca
el ritmo de mis voces eran labios
melodía y canción y beso y queja

Mira conmigo esa glicinia en flor
que abre su aroma azul y al muro trepa.



2 comentarios:

  1. El rapsoda está en Venecia en la fiesta de la Giudecca, de la que me ha dicho que hablará.

    ResponderEliminar