Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

viernes, 1 de marzo de 2013

Los autógrafos de Lorca






Uno de nuestros temas preferidos es, el de los autógrafos, sobre todo ahora que andamos cerrando los dos nuevos volúmenes de la Biblioteca de Autógrafos Españoles, resultado de tanto trabajar sobre textos en formato original (manuscritos, impresos antiguos o modernos, letras de música....) Por eso la charla de Mercedes Dexeus y Mario Hernández, ayer, en el ciclo del Museo de la Biblioteca Nacional, revistió para nosotros tanto interés. No en balde a ella acudieron Tibisay L. García y Víctor Sierra, responsables de los volúmenes del s. XIX y del s. XVIII, respectivamente, así como Shihua He, que habrá empezado a trabajar sobre el volumen hispanoamericano: aparecen todos en la ilustración final.


La charla estaba acompañada de la exhibición de varias vitrinas con buena parte de los autógrafos de Lorca que la BNE guarda; con buena parte porque otra ha viajado a Nueva York, en donde creo que dentro de unos diez días se abre en la Public Library otra exposición sobre Lorca, bajo la autoridad de Christopher Maurer, es decir, sobradamente autorizado y, sin duda, merecedora de visita.
Mercedes Dexeus trazó un rápido panorama de las grandes bibliotecas que se fueron integrando en la BNE, con muy interesantes y acertadas apostillas.

Mario Hernández, además de los detalles y circunstancias sobre algunos de los autógrafos –tal los que nacen de la colaboración argentina entre Neruda y Lorca, nuestra primera ilustración– esbozó aspectos muy interesantes  sobre las derivaciones caligráficas de Lorca –al fondo: Miró, Dali, quizá la tradición caligráfica más antigua (¿Morante?), etc.– hacia esbozos de dibujos y piruetas de la fantasía que terminan unas veces en formas híbridas y otras en auténticas figuraciones.

Los conferenciantes tuvieron la gentileza, al término del acto, de acompañarnos al Museo, para volver a contemplar la exposición, con algunas de sus explicaciones ahora en directo. Por una casualidad –y lo muestran las fotos– contemplamos los autógrafos al mismo tiempo que don Francisco (de Quevedo), que nos miraba desde su expositor, a través de la escultura de Alonso Cano  –la leyenda de la tarjeta está equivocada–. En quel museo de la BNE, tan hermoso, quizá tan poco conocido, se produjo una conjunción literaria inenarrable, de la que ojalá haya podido dar cuenta somera.







4 comentarios:

  1. Ya me gustaria ver y a ser posible fotografiar el manuscrito de esta carta.
    "Burgos no te dejará frio"

    ResponderEliminar
  2. Ay! mi queridísimo Mario, acompañado de su espectacular aura!
    Pablo, lo de NY no empieza hasta la primera semana de abril y estará expuesto hasta Junio.
    Hola Miguel. Te contesté en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me han parecido preciosos los escritos de Lorca, más bien composiciones porque incluyen todo, como cuadros: la letra, los márgenes, los dibujos que acompañan, los poemas con siluetas y dibujados, todos los detalles ... qué bien que el Reina Sofía hiciera hace tiempo recuerdos como tazas con poema y su dibujo de la Alhambra, etc.; al menos, aunque no original, lo tienes en casa siempre y te pone más contento al mirarlo. Muy interesantes sus noticias y afortunado por estar allí.

    ResponderEliminar
  4. Mario Hernández recogió, comentó y publicó el catálogo de dibujos de Lorca.

    ResponderEliminar