Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 12 de mayo de 2014

En busca del abedul perdido




Al encuentro del abedul perdido
que rompe su corteza la más blanca
y oculto en un rincón junto a las verjas
con aire desgarbado se levanta;

tan sencillas sus hojas, tan perfectas,
el perfil de sus venas traza un mapa;
al porte de los pinos que le cercan
ni llega ni lo intenta ni lo alcanza;

solitario, sencillo, arrinconado,
sin nidos y sin viento vive en calma,
el rumor sigue de las estaciones,
todavía la luz del sol aguarda

y espera cuando llegue primavera
que ascienda de la tierra nueva savia



El Retiro conserva algunos poquísimos ejemplares de árboles poco conocidos, no demasiado exóticos; así el castaño rojo –tan abundante, por ejemplo, en Inglaterra, apenas está representado por tres o cuatro ejemplares: a la entrada posterior de los jardines de Cecilio Rodríguez, en la verja de entrada del Paseo de Coches a la calle O'Donell, delante de la sala de fiestas Florida.... Y aun estos resultan raquíticos, de poco porte; quizá se plantaron al mismo tiempo que los entecos de la Cuesta de Moyano, que no medran. De ese tenor las pawlonias tomentosas, el alerce, la jacaranda, el naranjo de los osages, y un par de abedules, al menos yo no he visto más que dos, arrinconados, uno de ellos, en la zona del manantial, muy escondido. El otro es el que va en esta entrada, junto a la verja que rodea al parque por la calle Menéndez Pelayo.


Puerta trasera de los jardines de Cecilio Rodríguez

Castaño (rojo) de Indias, junto a la puerta de la Calle O'Donell

Pawlonia tomentosa, últimas flores

1 comentario: