Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 14 de mayo de 2014

Ciudades viejas y jardines nuevos en Sussex

El rapsoda ha viajado a un lugar histórico del sur de Inglaterra (Sussex) y ha recorrido un pueblecito (Lewes), en las cercanías de Brigthon, que es una larga calle –la calle mayor, la  High Street–, dibujada por dos hileras de casas y, a veces, continuada por las callejuelas secundarias que van hacia el campo. Al término de la calle mayor, una cuestecilla sube al castillo, de sabor histórico muy peculiar, en cierto modo el corazón de la vieja Inglaterra, pues allí (1265) se reunió por primera vez el parlamento inglés, como recuerda la inscripción reciente, que no dice, sin embargo, que Cromwell lo destruyó.














La ciudad siguió su vida (hay casas que llevan inscripciones de 1330, del s. XV, etc.) hasta llegar a tiempos de Quevedo: de 1583 la capilla que fotografié.









Como las viejas aldeas o villorrios españoles de la Rioja, Castilla, León.... solamente que mucho mejor conservadas y respetadas, con el aire de una dama antigua que todavía conserva sus costumbres y su condición, que ese es el placer de esto lugares, en donde mayo invitaba a ir de casa en casa, siguiendo la ruta de los jardines, algo que no se suele hacer –que yo sepa– en otros lugares de la Europa que conozco. Camelias recogidas en rincones tapiados; orquideas en cada ventana; estallido floral en medio de praderas perfectas, hayas y abedules –tan raros de Madrid hacia abajo, en España–, etc. Impresionante la relación de "Opening Dates" de mayo: "Bed and Breakfast in Sussex for Garden Lovers", "Gardenin with Pleasure", "The Old Rose Nursery"... son algunos de los reclamos para un viaje tan atractivo como casi imposible para quien allí no vive: la naturaleza cultivada requiere tiempo (y un poco de dinero, todas las visitas se pagan, si bien la recaudación ya dice "Gardens Open for Charity").



2 comentarios:

  1. Al ver esas casas tipicas de Inglaterra me han venido de golpe entrañables recuerdos que guardo de cuando yo recorría ese bellísimo país. Ellos aman los jardines y por eso la mayoría de las casas lo tienen. Los miman como poca gente lo hace.
    Recuerdo sus mansiones de bellísimos jardines. Impecables!
    Bicos.

    ResponderEliminar