Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 11 de septiembre de 2012

Traeremos el iva a los versos




Cuidado al pasar junto a las flores
–llevaremos el iva a nuestros versos–,
no te pares a ver las clavelinas,
ni la hoja verdiblanca del “incienso”

que reclaman que lleves a tu mesa
el aroma que frotas con los dedos
y que propaga, cuando escribo algo,
olor a luz en los papeles viejos,

los que trasmiten rimas de don luis
por carreira editadas con esmero,
neblina de la historia en las palabras,
magia entre flores exquisitas, versos.

Los sucios mercaderes de la historia
ahora las han gravado con impuestos.



[al parecer el rapsoda estaba trabajando en una reseña del catálogo de la reciente exposición de Góngora; la versión que se lee en el ordenador no es la misma de arriba, parece anterior; y las flores del fondo no son clavelinas, claro, sino un buen ejemplar de una impatiens; las hojas sí corresponden a una etiqueta en la que se lee: "plectranthus forsteri, 'marginatus']

3 comentarios:

  1. Ah, pero no tenian impuestos??? Es que vais muy atrasado en cuanto al capitalismo!

    ResponderEliminar
  2. Sí los tenían, pero se los han subido: ahora tiene consideración de gasolina, máquina de fotos, comida en restaurante o viaje en avión.

    ResponderEliminar