Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 11 de abril de 2012

Las mocedades del Duque de Osuna (II)

Continúo dando a conocer los originales de la Junta en la que se trataban los problemas causados por el III Duque de Osuna, Pedro Girón, antes de que marchara a Flandes (1602), de donde volvió para que poco después le nombraran Virrey de Sicilia, a donde iría dos años más tarde, como secretario, amigo y confidente Francisco de Quevedo (en 1613). Los problemas eran los de un joven arrogante, pendenciero, de vida disoluta, lo que en algunos casos llega incluso a delito, por muertes; y en otros a lances con mujeres –Osuna tenía preferencia por comediantas, inclinación que repetirá a su vuelta a Madrid después de la etapa virreinal. Las mujeres amadas y desechadas o no, con las que provocaba todo tipo de escándalos, en algunos casos terminan en conventos, en otros en bodas de conveniencia: el Duque se acordará al menos de tres hijos bastardos en su testamento.
Felipe II intervine constantemente en esos asuntos –la verdad es que lo hacía en todos– indicando procedimientos y soluciones que al comienzo pasan por la autoridad del padre, el II Duque de Osuna, que muere pronto, sin embargo, y que por lo que se lee en estos documentos pocas veces pudo llegara controlar al impetuoso marqués de Peñafiel, Pedro Girón, su primogénito.


La documentación es muy variada. Lo que me extraña de la que reproduzco hoy, y que se lee muy bien, es que data de 1584, ¡cuando el marqués, según datos oficiales, tenía diez años! Solo se me ocurren dos cosas: o que era un hermano mayor (él queda como primogénito a la muerte de sus hermanos) o que hay algún otro dato confundido en su biografía, por ejemplo el que se suele citar de su nacimiento (574). Seguramente los historiadores solucionarán el problema y podré actualizar esta entrada entonces.
Añadir leyenda
Mientras tanto, algún otro documento posterior, como el que precede, con los asuntos que va a tratar la Junta, en 1593.
Toda la documentación de Osuna se ha manejado a través de Simancas, por lo normal, allí está el pleito con Jerónima de Salcedo, una comedianta; pero no he visto que se aluda a estas fuentes, que son de los papeles de Mateo Vázquez. De hecho Carmen Sanz, en otro trabajo por lo demás muy valioso (Edad de Oro, XIV) pasa revista a todos estos años. No sé si Sentaurens, en su conocida monografía sobre el teatro de Sevilla, los habrá tenido en cuenta. Si así fue, se perdió su constancia. Aquí están.

No hay comentarios:

Publicar un comentario