Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

jueves, 27 de octubre de 2011

El Conde de Villamediana: ajustando datos

Antes de dar a conocer el corpus documental referido a Villamediana, voy a ir ajustando algunos datos que me parecen necesarios, y entre ellos el del último viaje del Conde, de vuelta de Italia, a Madrid, que si en Cotarelo era "hacia últimos de 1617", años después, Rozas lo sitúa ya, por nueva documentación, en 1616. El documento que publico ahora (del AHPM) ya nos trae a junio de 1615, y es muy curioso también por lo que dice: aparentemente Villamediana otorga poder para recuperar parte de la hacienda que le ha sido "executada" por deudas mientras ha estado fuera, en Italia, pues otorga un poder a un platero, Pedro Pérez Carrión, para que recupere joyas, diamantes, tapices, muebles, etc. En realidad es bastante más complicado, pues el Conde inicia entonces una serie de operaciones financieras por las que va a vender prácticamente casi todos los cargos de correo mayor: empieza por el de Valencia, cuya venta está en el mismo protocolo. Otros legajos nos irán informando de que las deudas que le ha dejado el padre, Juan de Tasis, son desorbitadas y que el presunto mayorazgo que quiso fundar carece de capital. Villamediana trata de zafarse de estos cargos (por ejemplo el de correo mayor de Nápoles, que por otro lado tiene cedido de por vida), para liberarse de las deudas y para disfrutar de dinero contante, pues es verdad –y eso también sale en la documentación, en la suya y en la de su buen padre– que se podía gastar varios miles de ducados en unos jaeces de plata, en una cinta con brillantes o en cualquier otra chuchería.

El documento se lee mal, dañado como está por la humedad, pero lo esencial es lo que he resumido en el párrafo anterior. De todas maneras, esa es la razón del tamaño en el que van, por si alguien quiere intentar leerlo detenidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario