Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

martes, 12 de agosto de 2014

Tres Venecias de despedida


La plaza de San Juan Bautista y Brágora
casi siempre vacía       tres mimosas
los dos pozos cegados    en su centro
fachadas ocres    verdes   blancas   rosas

me he sentado a pulir mis propios versos
harto de gente  y  de aprender la historia
son las nueve y se escuchan las campanas,
mira el viajero        el viajero reposa

parece que no hay nada ya que avance
perdida    posa al lado una gaviota
tantos versos que no me dicen nada
tiempo de lentitud      la noche esboza

una invasión de azules    derrotados
no se distingue nada entre las sombras




2

Venecia       las campanas del domingo
no habrá santos para tantas campanas
que en medio del fragor de los turistas
quejas antiguas son    parecen lágrimas

es difícil saber de dónde vienen
y no es fácil saber a qué nos llaman
procede que veamos si procede
venecia recorrer tan de mañana

olvidarse de pagar en cada esquina
por el aire    la luz     la brisa   el agua
hacer miles de fotos de turista
tener la admiración muy preparada

esto es venecia     y el comercio sigue
ahora ocurre lo mismo que pasaba

  

3
atardecer         camino de la playa
Giardini   Santa Elena   cambio el barco
con tanto sol     sorteo a los turistas
sin darme cuenta de que yo lo soy

bajo en Certosa     la estación vacía
pontones    pasarelas    puentes      mares
otro transbordo más y estaré en Lido
los barcos cruzan sin parar     me temo

llegan más pasajeros     “non si ferma”
es hermoso este sitio para nada
tarea inmensa     que habrá que cumplir
antes de que por fuerza nos obliguen    

se podría ensayar    mirando al mar
como ahora aquí    desierta la estación









3 comentarios:

  1. Qué belleza! Por dónde anda la gente?


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad, Estrella, es que es una ciudad espectacular,única, a pesar de los turistas y de la comercialización de todo. La gente toma barcos lo mismo que autobuses, y pasea por las zonas que bordean los canales.

      Eliminar
  2. Hace años que la visité. Tenía yo veinte y me enamoré de ella. Ahora parece estar más limpia.

    ResponderEliminar