Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 13 de julio de 2013

animales sin palabras

Iré dejando versos, los que queden,
al respirar la vida, la que pasa,
para forjar el tiempo, el que nos dieron,
con las voces posibles, las que cantan.

Silencios  recogidos en sonidos
y versos recogidos en palabras,
de esa manera vuela el pensamiento
y entrega lo que quiere y lo que calla;

que por eso en los versos muchas veces
hay risas y hay tristezas o no hay nada,
y por eso guardamos entre signos
los secretos que mientras son nos guardan.

Los versos morirán cuando sepamos;
seremos animales sin palabras.


2 comentarios:

  1. Trabajas, viajas, y no paras, de aquí para allá...
    y aún así no dejas de regalarnos versos. Un placer leerte, Pablo, feliz verano.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Mercedes. También yo me he dado cuenta de que has incrementado tu actividad madrileña, incluso creo que esa es una de las razones por las que yo no termino algunas entradas sobre el Madrid histórico, que está en buenas manos.
    Y para darte la razón, te contesto desde Buenos Aires.
    Un beso

    ResponderEliminar