Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

sábado, 10 de marzo de 2012

Fray Luis de León en Madrid, años finales

Hace poco ofrecí una carta autógrafa de fray Luis de León, la que sigue a este primer párrafo, relacionada con un asunto conocido: su intervención en las gestiones de las órdenes religiosas al final de su vida (1590), particularmente de las carmelitas descalzas, precisamente al mismo tiempo que leía las obras de Teresa de Jesús, que se imprimirán con unas páginas suyas prologales. 
Hie visto que su actuación está recogida en las biografías al uso –la bibliografía sobre fray Luis es enorme–, aunque no he podido llegar a saber si en Archivo Agustiniano se localizan y transcriben exactamente todos estos documentos, que ahora recojo ordenadamente. El episodio se cita en la cronología biográfica de La Ciudad de Dios (1991), de González Velasco.
El 25 de agosto de 1590 la priora de las Descalzas, María del Nacimiento, envía traslado del breve del Gregorio XIII y Sixto V de las constituciones de la orden y suplica a su majestad que no se usen novedades como algunos religiosos pretenden, y cuyo bien consiste en que nos conservamos en aquella uniformidad de costumbres que aprendimos de nuestra Santa Madre, por lo que piden amparo al Rey y no dar lugar a novedades que, por haberlas habido en algunas religiones no están en la perfezión que comenzaron....

El 23 de octubre de ese mismo año García Loaysa –el encargado de todos los asuntos religiosos o "limosnero mayor"– informa a Felipe II que lo que se ha levantado en lo que toca al gobierno de las monjas, si no se remedia, ha de tener entre ellas mucha discordia.... y a mi parecer el arzobispo de Ébora y fray Luis guían esto con menos prudencia cristiana que convenía.... Tendría todo esto un remedio fácil y seguro.... si se atajara en Roma, pero la sede está vacante. Y concluye el informe: Mandose el consejo al arzobispo y a fray Luis sobreseyesen la causa hasta que su Santidad, el nuevo electo, fuese informado....
El 25 de octubre la Junta en San Lorenzo (de El Escorial) ve el memorial de las carmelitas descalzas en donde se quejan de la actuación de fray Luis y piden que aquella congregación no sea violentada....  que se envíe este memorial al Cardenal de Toledo, para que siendo así lo que en él se dice, llame a a fray Luis de León y le reprenda y ordene que deje estar los provinciales en sus provincias hasta que venga la respuesta de Roma. Y así lo anota de su puño y letra el monarca al lado, que corrige a quien ha copiado mal "prenda" por "reprenda":

La letra desgarbada al margen y la que corrige es la de Felipe II
El 18 de noviembre el Cardenal de Toledo escribe a Mateo Vázquez que ya se le ha dicho a fray Luis que se modere y que, en primera instancia, respondió que era mandato apostólico y no podría contravenirlo. Siguen actuaciones varias, entre las cuales informa de casi todo el proceso el licenciado Arenillas el primero de noviembre. También se dan varios informes de carmelitas de prestigio, entre ellos los de la madre Luisa de Santo Domingo. En medio de este cruce de argumentos, réplicas y contrarréplicas, la carta autógrafa de fray Luis, del 29 de octubre.




No hay comentarios:

Publicar un comentario