Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 25 de enero de 2015

Tarde de domingo

Para atravesar la tarde del domingo, tres poemas

Precede la modesta foto del entierro de Antonio Machado el miércoles de ceniza de 1939, en Colliure, a hombros de los milicianos. En este blog se ha hablado de las circunstancia –poéticas– de esta foto; con prolongación que leí en una comunicación durante el congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, en Buenos Aires,  hace poco; que ahora necesito, no rectificar, pero sí ajustar, curiosamente, ya que entonces hablaba de cómo y por qué AM no había empleado más que un una sola ocasión (en el homenaje a Rubén Darío)el alejandrino melódico con doble acento (3.6 - 3-6). Y así es, porque, en efecto, he leído con ritmo toda su poesía y así lo analicé; pero se me escapó un verso, uno de esos sencillos versos de AM, que el poeta no corrigió esta vez a otro ritmo, y ahí ha quedado, para meditación de críticos. Forma parte de una silva muy conocida, de la que me he ocupado en otras ocasiones, para mayor inri: Pascua de Reseurrección, y se trata del verso "madrecitas en flor, vuestras entrañas nuevas", de ritmo mixto (3.6 - 1.4.6).



1
Machado devolvió todas las tardes
incluso las doradas de castilla
los  álamos cantaban y cantaban
urdían marañas las hormigas

recojo sus apuntes      junto al olmo
esparcidos sin orden    por la orilla
con esa letra sucia y desgarbada
en un papel manchado de colillas

esto va de homenaje      a no se sabe
al final de una queja      harto sencilla
que al corazón desborda simplemente
y se queda en canción con varias rimas

porque ahora todo va de otra manera
nos fuimos del lugar       donde decía


2
Traigo a versos algunos de los grandes
inventos de la ciencia que mejoran
la calidad de vida y nos ayudan
a soportar la travesía humana:

almacenes de gas letal, enormes;
vacunas contra el ébola, baratas;
drones capaces de destruir lo oculto;
bolis contra el pixel porno nipón;

metralla de racimo con sus bombas;
fregonas españolas, pirulís;
los mejunjes para cruzar la noche;
las grandes compañías farmaceuticas....

La humanidad avanza hacia el progreso;
quedará poco para ser felices.



3
Toda la tarde con el corazón
griego   otra vez    esperando la esperanza
animal es el hombre    que tropieza
que vuelve a tropezar    y que no avanza

otra vez  gente que    se entera y dice
y gente que se va a la calle    y canta
gente que piensa que podemos todo
de pronto tanta gente    la que calla

seremos griegos esta tarde lenta
con botella de Carras preparada
que este domingo se termine pronto
que no se nos oculte lo que pasa.

Para la cena tomaré un yugur.
Releo los pasajes de la Iliada




No hay comentarios:

Publicar un comentario