Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

lunes, 10 de noviembre de 2014

De Perpignan a Nîmes (notas de viaje)

I
Al pasar Perpignan el tren parece
que flota en las marismas y que vamos
navegando en un barco rapidísimo
que a los patos no asusta ni a gaviotas,

paisaje dulce que en el mar se acaba,
en un azul más suave y uniforme
donde por fin terminan los olivos
y no escriben zancudas garabatos.

El mar me arranca sueños y emociones
prende en el corazón   nos desordena
tiempos   paisajes    gentes  y  deseos.

Es la erre gutural de los franceses
la que me avisa de que estoy en Séte:
“Bon jour... Bon jour, Monsieur; control de billets”.

Jardines de La Fontaine, arriba.

Nîmes desde los jardines de La Fontaine

La Torre Magna (Nîmes)
Nîmes, plaza del reloj
Concierto de jazz delante de la catedral de Nïmes
II
NIMES

Ell olivo será tan viejo como
la torre magna desmochada y rota
que edificaron los romanos para
ver cómo el sol se pone en Nîmes mientras

yo lo digo con versos muy sencillos
que desvían la emoción de los recuerdos
hacia el alto jardín de La Fontaine
donde todo parece sosegado

apacible     lejano    casi ajeno
como si nada fuera ya conmigo
y todo se pudiera conservar
o convertir la tarde en un paseo.

Sin embargo, a la vuelta por el quai
de la Fontaine, me duele la belleza.


Quai La Fontaine (Nîmes)
Jardin de La Fontaine

No hay comentarios:

Publicar un comentario