Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

domingo, 11 de noviembre de 2012

Hojas de ginco en fuente de fajalauza



Tengo que renovar las hojas secas
que recogí para adornar la fuente
de fajalauza, azul, que está en la mesa,
entre libros, carpetas y papeles,

con hojas de roble, oscuras; de arce, rojas;
de plátano, abedul, morera, tilos….;
las del ginco, abanicos estrïados,
juegan con las compuestas del castaño.

Han perdido su forma primitiva,
se han arrugado, desvaído, roto
y no pueden seguir amontonadas
sin gracia ni color, allí, tan cerca.

Recogeré las de este otoño, nuevas,
y las dispondré en la fuente, un año más. 


El paseo –en el Retiro– ha sido buscando los liquidámbares, los gincos y los arces; pero también he recogido las sábanas sedosas de la paulonia y no he desdeñado castaños, plátanos, álamos, moreras, prunos.... Curiosamente las hojas del querquis silicuastrum ("el árbol del amor", muy abundante en el Retiro) conservaban su verde lozano, había pocas hojas caídas, lo mismo que en los frutales silvestres (perales, manzanos, etc.) La foto muestra un campito de liquidámbares, en donde el rapsoda hizo su agosto; y está tomada debajo de un ginco; a la izquierda, una morera colgante ("pendula").



1 comentario: