Cuaderno de pantalla que empezó a finales de marzo del año 2010, para hablar de poesía, y que luego se fue extendiendo a todo tipo de actividades y situaciones o bien conectadas (manuscritos, investigación, métrica, bibliotecas, archivos, autores...) o bien más alejadas (árboles, viajes, gentes...) Y finalmente, a todo, que para eso se crearon estos cuadernos.

Amigos, colegas, lectores con los que comparto el cuaderno

miércoles, 9 de enero de 2013

Lenguas naturales y poesía. Hsia Yü: "Sueño de invierno"



La poesía es como el agua, se desliza por todos lados, termina por inundar si no se controla. Y ahora, con la masificación y fácil acceso de internet y otros medios, su potencial de comunicación y transmisión resulta apabullante. Ocurre algo como lo que cuenta Vila-Matas en su última y espléndida novela (El mal de Montano), a la que habrá que dedicar al menos una entrada en el blog.  En aquel empapamiento gana ventaja el inglés como vehículo lingüístico internacional; bien se ve en el caso de esta poetisa, traída como ejemplo que me suministra  y versiona Shihua He.
Hsia Yü reside en Francia y aparece en esas larguísimas listas de poesía actual de carácter internacional, con formato de su lengua materna y con formato inglés. Son dos cosas distintas, convendría señalarlo cada vez con  más fuerza: no creo que la poesía pueda separarse sin dolor de la lengua natural, cuyo anclaje le permite subsistir; las versiones inglesas son vehículos para transmitir el significado elemental. Existe, eso sí, un campo de modalidades propias, las creaciones de quienes se sitúan más alla de la poesía anclada en lenguajes naturales y experimentan en lugares fronterizos, por ejemplo con imágenes, sonidos, espacios, etc. En ese conjunto –frecuentemente tan atractivo– asoman partículas del lenguaje tradicional, tratadas de mil maneras distintas. Se trata de una modalidad de actuación/creación actual (¿poética?) que en estos momentos tiene muchísima fuerza.
El resultado de todo ello es el de la amplitud del campo. El creador actual –la creación potencia la libertad– se sabe con muchas más posibilidades que Bécquer al escribir El libro de los gorriones y, desde luego, puede continuar ejerciendo y creando fuera de aquellos cauces que a buen seguro considera agotados; o puede incluso, en un acto de reflujo histórico, volver sobre ellos y ahondar, si puede, todavía más en ese modo de decir que nunca se perderá. 
Nunca se perderá porque siempre irá asociado a la lengua materna o colectiva.
Cuando leo los sesudos y con frecuencia disparatados suplementos culturales de nuestros periódicos percibo nítidamente el esnobismo fetichista que conduce a las largas y encendidas reseñas de poetas de todas las latitudes y de todas las lenguas, cuanto más alejados y extraños –a veces– mejor, como si el común de nuestras gentes pudieran apreciar plenamente su valor. No, no lo pueden apreciar de la misma manera que lo que les llega producido, creado en su lengua materna, incluso anclado a partir de su lengua en modos de su existencia. ¿Quiero ese decir que no leamos a Shakespeare, Verlaine, Hölderlin, Pessoa...? Desde luego que no. Tampoco puedo querer decir que a cada uno de esos vates hay que leerlos en su propia lengua; nadie tiene derecho a exigir tan elevado cultivo –que depende de dinero, sobre todo, y de circunstancias sociales–. Es cierto que cuando se alcanza cierto grado de familiaridad con aquella lengua, la lectura cobra cada vez más valor, se llega mejor a entender y sentir aquello. La digresión nos encarrila por el camino de las versiones, mundo aparte, para el que aconsejo las lecturas de Borges, analizadas por Efraín Kristal (Mundo escondido es el libro, creo que no se ha traducido al español). El tema , lo sé, permite muchas derivaciones. Ya las haremos.
Y la prioridad de la lengua natural, como producto inmediato para el lector.


甜蜜的復仇
把你的影子加點鹽
腌起來
風乾

老的時候
下酒

Dulce venganza
echo un poco de sal sobre tu sombra
la curo
y seco al viento

y cuando sea vieja
la tomaré con vino 

冬眠 
我只不過爲了儲存足的愛
的溫柔和狡猾
以防 萬一
醒來就遇見你

我只不過爲了儲存足的驕傲
的孤獨和冷漠
以防 萬一
醒來你已離去

Invernar
Solo quiero guardar amor bastante
suficiente dulzura y astucia
por si acaso
me despierto a tu lado

Solo quiero guardar bastante orgullo
suficiente distancia y soledad
por si acaso
al despertar te hubieras ya marchado
  
被綁起來等待
以心靈力量彎曲金屬
以心靈力量停止鐘錶指針
以心靈力量動開關
我在我的皮膚里聞到你
我在我的皮膚里聞到你
我在我的皮膚里聞到你
我正在經驗而且而且我正在經驗經驗
剩下的
就讓我一字一字刻在那粒米上
剩下的
就讓我一字一字刻在那根發上
剩下的
我的帶著贖金按照好的時間
來到約定的地點

但是綁匪沒有出現
他總是那麼猶豫
我不懂他的猶豫
我沒有報警
甚至也不認識那肉票
我也曾被綁票的優雅風格所吸引
被就是被綁起來等待這件事
  
Atado y esperando 
Poder mental para doblar el hierro
para que las agujas se detengan
para que con la mente todo se abra
en mi piel te huelo
en mi piel te huelo
en mi piel te huelo
y experimento más y más
experimento la experiencia misma
por lo demás
deja que letra a letra  en  grano de arroz lo grabe
por lo demás
deja que lo imprima letra  a letra en un cabello
por lo demás
he llegado al lugar con el rescate
exactamente a la hora indicada 
pero el secuestrador no ha aparecido
dudó como otras veces
la razón de esa duda nunca supe
porque jamás llamé a la policía
y desconozco quién será el raptado
tanto me embelesaba
la gracia del secuestro
y por estar atado y esperando

Existe una versión inglesa de estos últimos versos, de Steve Bradbury:
 Tied Up and Waiting 
Use your psychic power to bend a piece of metal

Use your psychic power to stop the hands of a clock

Use your psychic power to flick off the switch

I can smell you in my skin

I can smell you in my skin

I can smell you in my skin

I’m experiencing what is more what is more I am experiencing the experience
As for the rest

Let me carve it character by character on a single grain of rice

As for the rest

Let me carve it word by word on that strand of hair

As for the rest

I brought the ransom to the agreed upon location
I came at the appointed time
But the kidnapper never showed his face

He’s always been so hesitant

I can’t understand this hesitation on his part

I never even called the police

I don’t even know the person he’s holding

I too have been lured by the graceful style of being taken

By this business of being tied up and waiting
  
Nota:
Los dos primeros poemas, Dulce venganza e Invernar, son los más conocidos de su primera antología Agenda (1984). Y Atado y esperando se ha seleccionado de Salsa (1999). Nuestra versión es métrica, correcta en ese sentido y se basa, de acuerdo con algo de lo que la teoría previa dice, en el conocimiento de la lengua natural de texto original y texto versionado, por dos personas, claro. Se adjunta la versión inglesa de Steve Bradbury, profesor de Filología Inglesa en la Universidad Central Nacional, Taiwán, y editor de Fill Tilt, revista dedicada a la traducción de poesía de Asia Oriental (http://fulltilt.ncu.edu.tw/).  



No hay comentarios:

Publicar un comentario